La Exposición Permanente Rafael Botí suma dos nuevas obras donadas por la familia

Ruz, junto a Martín y Botí, contempla una de las nuevas obras donadas.

La Exposición Permanente Rafael Botí se ha visto renovada este jueves gracias a la incorporación de dos nuevas donaciones que la familia del pintor ha donado a la Fundación de Artes Plásticas que lleva su nombre, siendo un total de 72 las piezas del artista que ya pueden ser contempladas por los visitantes.

Durante la presentación, la delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba, Marisa Ruz, acompañada por Rafael Botí hijo y por el delegado de Nuevas Tecnologías de la Diputación de Córdoba, Francisco Juan Martín, ha resaltado que “estas obras, sumadas a las seis que la familia Botí nos cedió el pasado año y a las 64 que originariamente componían la colección, dan como resultado las 72 piezas de Rafael Botí que hoy día podemos disfrutar gracias a la generosidad de sus descendientes”.

Ruz ha incidido en que “estos trabajos vienen a completar la colección de este creador de la primera mitad del siglo XX que siempre representó a Córdoba y que mantenía una estrecha y profunda relación con la Diputación”.

“La familia Botí ha sabido tomar el testigo del creador y ahora con este gesto amplia el patrimonio de la institución provincial y, por ende, de los ciudadanos y ciudadanas de la provincia”, ha remarcado la también presidenta de la Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí.

Por su parte, el hijo del pintor y miembro del Consejo Rector de la Fundación, Rafael Botí, ha puesto de manifiesto el vínculo de su padre con Córdoba y cómo esta donación “responde, sin lugar a dudas, a su más expreso deseo”.

A modo de anécdota, Botí ha contado cómo su padre salvó estas dos obras “del incendio de nuestro hogar tras un ataque de la aviación, lo que dota a estos trabajos de un mayor significado para nosotros, porque volvió para recuperar su trabajo, consiguiendo rescatar seis de sus obras, dos de ellas éstas que hoy ven la luz”.

La primera de las obras donadas, denominada Jardín Botánico, está datada en 1923 en Madrid. Se trata de un óleo sobre lienzo y cuenta con unas dimensiones de 60 por 60 centímetros. La segunda responde al nombre de Interior. De la casa de mi amigo el arquitecto José Mauro de Murga en su domicilio de Madrid y está fechada en 1945 en la capital española. Este óleo sobre lienzo mide 38 por 46 centímetros.

La Exposición Permanente Rafael Botí puede visitarse en la calle Manríquez número 5, en horario de martes a sábado, de 10:00 a 20:30, y domingos y festivos, de 10:00 a 14:00.

Etiquetas
stats