Dani J: “¿Que me comparen con Romeo Santos? Encantado”

El selfie de Dani J.
El cantante sevillano, "el bachetero español", hace una parada en Córdoba para presentar su single, 'Quiero hablarte', que forma parte de su primer EP

Dani J se ha convertido en el bachetero español. E, incluso, comparan su música con la del cantante internacional Romeo Santos. Este joven sevillano es, a la vez, cantante, productor y bailarín, formado en escuelas de Los Angeles (EE. UU.) y de España. El pasado miércoles acudió a Córdoba a un evento por el Día del Donante. Fue en las inmediaciones del Hospital Reina Sofía donde presentó su single, Quiero hablarte, que forma parte del primer EP (medio disco) del artista.

El cantante se dio a conocer gracias a Youtube, como en su día ocurriera con artistas como Pablo Alborán. Entre sus canciones versionadas más exitosas están Por fin te encontré, de Juan Magan; Bailando, de Enrique Iglesias; o Sígueme y te sigo, de Daddy Yankee. Con Quiero hablarte, de autoría propia, ha conseguido situarse en las primeras posiciones en las listas de ventas y su vídeo alcanza ya más de 170.000 visitas en Youtube. Dani J, el sevillano atípico.

PREGUNTA: El Prince Royce español o el Romeo Santos a la española. ¿Te quedas con Dani J?

RESPUESTA: (Risas) Sí, claro. Mucha gente dice que las comparaciones son odiosas, pero todo depende de con quién te comparen. Y, qué quieres que te diga, que me comparen con Romeo Santos, para mí es un honor. Está considerado el rey de la bachata y le ha dado un vuelco a este género. ¿Quién no sabe hoy día quién es Romeo Santos? ¿Que me comparen con Romeo Santos? Encantado. Además, sería una tontería negar que él es uno de mis referentes. Te fijas en lo que hace, en lo que no y en lo que le ha ido bien.

P: Además de cantante, tocas el piano, la guitarra, eres bailarín…

R: Bueno, soy mejor guitarrista que pianista (Risas). Creo que si no sabes tocar bien un instrumento, no puedes llegar a componer con fundamento y contundencia. Y yo no sabía tocar nada, hasta que decidí meterme también ahí. Y con respecto al baile…es que va unido a la bachata. Empecé a bailar precisamente para saber qué es lo que querían los bailarines. Es un impulso enorme y necesario que tu música guste a la gente que baile bachata.

P: Pero es un género muy específico y aquí en España no se ha desarrollado demasiado.

R: Es verdad. Y hay algo que ha cambiado mucho en el mundo de la bachata: hace algunos años, este género se consideraba un tipo de música que escuchaba la gente pobre. Y eso ha cambiado, evidentemente. No tiene nada que ver.

P: ¿Ahora está mejor vista?

R: Totalmente. Para mí, es como un mundo aparte de toda la música existente. La salsa y la bachata son dos géneros independientes de otros. Son como un submundo (Risas). Personalmente, me está sorprendiendo muchísimo porque todo lo que había aprendido no me sirve en este mundo.

P: Es un género que siempre se ha asociado a la danza.

R: Claro. Y muy poco extendido. Digamos que la gente que más consume bachata es quien la baila. Y yo he querido darle un toque diferente, más europeo, por así decirlo. Mi equipo y yo hemos respetado ciertas bases de la bachata, como pueden ser el bajo o la percusión, para que siga sonando como lo hace una bachata. Pero hemos metido guitarras eléctricas y acústicas. Y esto es lo que nos hace diferentes porque mucha gente a la que no le gustaba la bachata, ahora me dice que sí. Y eso es un lujo.

P: Ahora estás viviendo un boom en el mundo de la bachata, pero tú vienes de tocar algo muy diferente.

R: Sí, sí. Yo llegué a la bachata un poco de rebote. Yo vengo de cantar en una orquesta y en muchos conciertos, el público me pedía que cantara bachatas. Y, al final, de tanto cantarla, me acabó gustando. Llegó un momento en que un amigo me preguntó por qué no hacía un popurrí de las mejores bachatas de Romeo Santos. Lo hice, empecé y me enamoré (Risas).

P: Hasta el punto de publicar tu primer EP, una especie de versión premium con las primeras canciones del disco.

R: Así es. El EP está formado por seis temas menos una canción versionada, que es Quitémonos la ropa, que grabé hace varios años. Los demás son temas compuestos por mí.

P: ¿Ha sido difícil la composición de las letras?

R: En algunos temas sí he tenido que pedir ayuda para la letra. Pero, musicalmente hablando, están compuestos por mí. Es verdad que a la hora de componer, al principio me costaba muchísimo trabajo porque nunca había compuesto bachata. Siempre he sabido en qué temática musical soy fuerte, por así decirlo, y ésta se relaciona directamente con la bachata. A mí me gusta cantarle al amor, por ejemplo. Pero rápidamente le cogí el punto y el resultado ha sido muy bueno. Y es un trabajo muy personal.

P: Es ahora cuando publicas tu primer EP pero atrás quedan ocho meses vertiginosos. Dos millones de visitas en Youtube y más de cinco millones en Facebook.

R: Sí. En un período muy corto de tiempo hemos pegado un salto muy fuerte. Pero todo es fruto de un trabajo de muchos años y, si haces la comparativa, este trabajo ha sido lento. Llegar hasta aquí me ha costado. Esas cifras dan vértigo, por supuesto, pero todo se ha ido fraguando lentamente.

P: Hablas de años pero, ¿con qué edad empezaste en la música?

R: (Risas) Es una pregunta que me hacen mucho. Mi edad. Pero nunca la he respondido. Mientras que pueda, lo dejaré en una incógnita (Risas).

P: Ahora tocan unas semanas de promoción pero, ¿tienes ya fechas cerradas?

R: Sí, sí, ya hay conciertos cerrados. Y festivales. Además, estamos empezando a trabajar ahora con un promotor que llegó los comienzos de Romeo Santos. El objetivo es empezar a trabajar fuera de España. Además, ya ha fechas medio cerradas en Estados Unidos. Estuve allí hace años, viviendo incluso, y estoy enamorado de ese país. Así que allá que vamos.

Etiquetas
stats