El centro UCO Cultura abrirá en La Corredera el 7 de febrero

.

La UCO tiene ya fecha para inaugurar su ansiado espacio dedicado íntegramente a la Cultura. Un edificio que albergará la sede de UCO Cultura y que contendrá de forma permanente la colección de los ganadores del Premio Internacional de Fotografía Pilar Citoler, entre otras actividades efímeras y permanentes. Un lugar “desde el que irradiar, gestionar y también contener Cultura. Será la sede de la dinámica cultural de la UCO”.  Así lo expresa el Vicerrector de Coordinación, Cultura y Comunicación, Luis Medina, quien anuncia que el centro abrirá sus puertas el jueves 7 de febrero.

El centro UCO cultura estará ubicado en el edificio más antiguo de la Corredera, la casa de doña Ana Jacinto, del siglo XVI, que hasta hace poco fue sede de Procórdoba y cuyo espacio fue cedido a la Universidad por parte del Ayuntamiento el pasado mes de marzo. Sus nuevos inquilinos culturales volverán a abrir sus puertas dentro de diez días ocupando parte de la primera planta, así como la segunda y la tercera del complejo edificio en un acto inaugural que irá acompañado de varias acciones culturales tanto en su interior como en la plaza que lo acoge.

La apertura de este centro es un sueño acariciado durante más de cuatro años por el equipo rectoral desde el pasado mandato y que ha pasado por varias fases hasta consolidarse en lo que finalmente será: desde albergar una biblioteca dedicada a Eduardo Galeano a ser un centro de cultura experimental, para terminar dando cabida tanto al Premio Citoler como a los dos grandes buques insignia de UCO Cultura, Suroscopia y UCOpoética.

El centro, además de tener programación efímera y ser un espacio de encuentro cultural,  también acogerá la Dirección General de Cultura de la institución universitaria que encabeza José Álvarez junto a su equipo. “Este centro operativo irradiará la programación cultural de la UCO en un esfuerzo por apoyar la fotografía contemporánea, además de los grandes proyectos culturales en marcha de la UCO y los que vendrán”, explica su director.

El arte contemporáneo

El artista e interiorista Paco Domínguez ha sido el encargado de panelar un espacio que había quedado diáfano en la primera planta con la eliminación de tabiques y escaleras y cuya adaptación técnica ha llevado a cabo la Unidad técnica de la UCO. En este lugar con paredes azules en una parte y otro espacio en blanco se colgarán las nueve obras ganadoras hasta la fecha del Premio Internacional de Fotografía Pilar Citoler. Desde la primera que ganó la fotógrafa vasca Begoña Zubero en 2006, a la última edición en 2017 en la que el granadino José Guerrero se alzó con uno de los premios fotográficos más prestigiosos de este país.

Dos de estas nueve obras han sido cedidas por la Fundación Rafael Botí con el fin de aunar en un mismo espacio la colección de premiados. Las fotografías irán acompañadas también por la exhibición de las monografías El ojo que ve, que son parte de este universo del premio fotográficoen una de las antiguas cajoneras destinadas al archivo de planos de sus antiguos moradores y que ahora se adaptan a la exhibición de documentos.

Por otro lado, la entrada a este espacio albergará mensualmente la obra -de pequeño formato- de un coleccionista de la ciudad en un edificio salpicado, sobre todo en sus espacios de trabajo, de obras de arte de la colección de la UCO, con artistas que van desde Manolo Muñoz a Ouka Lele, pasando por las obras del proyecto UCO-La Fragua o las realizadas gracias al convenio entre la UCO y la Escuela de Arte Mateo Inurria.

Tras la desaparición de la Sala Puerta Nueva, absorbida por la Facultad de Derecho que la albergaba, la Universidad “se encuentra abierta a pactar con otras instituciones espacios expositivos para recientes donaciones de obras y material documental que hemos recibido”, anuncia Medina.

Aunque la cultura contemporánea será la protagonista del espacio, un enorme fragmento de una columna romana, acanalada y presumiblemente perteneciente al foro de la ciudad, dará la bienvenida en el vestíbulo de entrada. Algo que tal vez pretende recordar al visitante aquello de que en Córdoba el futuro siempre tuvo raíces.

La poesía

El certamen UCOpoética seguirá creciendo con una sede propia en este centro. Este “proyecto vivo”, según Luis Medina, que coordina desde hace seis ediciones el poeta y editor Javier Fernández y del que han salido dos Premios Hiperión además de una estela de éxitos poéticos, tendrá en su nueva sede el núcleo de la poesía emergente con encuentros, talleres, lecturas y nuevos proyectos formativos.

Un laboratorio de poesía con vistas a la Corredera será escenario de los anuales talleres de sus finalistas en una sala con ventanas de madera, que también puede convertirse en espacio polivalente y albergar actos de pequeño formato.

En otra de las plantas del edificio, concretamente en el pasillo de madera que queda delante de otra fila de ventanas con vistas a la Corredera, y con una cota más baja debido a su antigüedad, emergerán  en relieve desde el suelo versos salidos de UCopoética.

Las artes audiovisuales

El certamen Suroscopia tendrá un espacio amarillo en este centro. El proyecto de la UCO que desde 2011 ha generado una red internacional de creadores audiovisuales de las universidades públicas españolas y latinoamericanas invitadas es más que un festival. Es un espacio de aprendizaje, una plataforma de difusión, una experiencia creativa.

Suroscopia tendrá aquí su sede y un lugar en el que se exhibirán en bucle a través de una pantalla de plasma, y con sensor de presencia, todos sus proyectos ganadores.

UCO Cultura

La parte privada de este centro y no abierta para el visitante tendrá el nuevo logotipo de UCO Cultura, diseñado por Juan Clemente, y acogerá despachos coloridos para el personal, alrededor de media docena de trabajadores, de la Dirección de cultura de la UCO.

Con vistas a las azoteas y tendederos del barrio, constará de espacios multiusos y salas de reuniones de aulas culturales para el habitual encuentro de aulas, un espacio de trabajo asignado a la cultura en el seno de la UCO. También el edificio constará de infraestructura para pequeñas reuniones y rincones que bien podrían utilizarse como set de grabación de videos o entrevistas

La cesión del edificio a la UCO por parte del Ayuntamiento tendrá carácter temporal y su duración se extenderá durante cinco años que se computa a partir de la fecha de formalización del documento, que fue el pasado marzo. Este plazo podrá ser prorrogado si con anterioridad a su terminación así se acuerda por ambas partes.

“En este lugar van a pasar cosas y desde aquí se va a proyectar que pasen cosas en Córdoba”, pronostica Luis Medina.

Etiquetas
stats