Urbanismo pretende recuperar el camino de ronda de la muralla entre el Portillo y Casa Góngora

Responsables de Urbanismo presentando la culminación de los trabajos en el arco del Portillo | RAFAEL MELLADO

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) tiene previsto recuperar el camino de ronda de la muralla medieval que hay entre el arco del Portillo, cuya obra acaba de culminar, y la Casa Góngora. Se trata de una actuación que llevará su tiempo, dado que un tramo de la muralla está cubierto por un edificio que está fuera de ordenación, según ha aclarado este lunes el arquitecto de la GMU, Juan Murillo.

Murillo ha visitado junto a la arquitecta Carmen Chacón y el presidente de la GMU, Salvador Fuentes, las obras realizadas en el arco del Portillo, culminadas recientemente, y que han servido precisamente para permitir la posibilidad de recuperar el camino de ronda, es decir, el pasillo estrecho situado sobre la muralla medieval por el que los centinelas hacían la ronda de vigilancia de la ciudad.

Por increíble que parezca, este espacio y la propia muralla están totalmente distorsionados por “el adosamiento permanente de edificaciones”, explica Murillo, que añade que, con esta actuación y con la ya hecha en la Casa Góngora -que conserva perfectamente el adarve-, ya se han recuperado dos tramos del camino de ronda.

“Falta uno, porque hay un edificio montado encima y que está fuera de ordenación. Y, cuando ese edificio se sustituya, se recuperará completamente”, indica el arquitecto, que ha añadido que, una vez realizado el proyecto, los ciudadanos podrán visualizar en pleno centro “como era la muralla medieval”, así como eliminar las rejas y ventanas y restituir el pretil.

Porque, además, con la actuación sobre el arco del Portillo, realizada en colaboración con siete propietarios de edificaciones colindantes, el Ayuntamiento ha recuperado “el dominio público sobre la muralla”. Queda, por tanto, esperar a que, en el resto de inmuebles, haya la misma colaboración que ha habido en la rehabilitación del arco del Portillo.

En este sentido, el Ayunramiento ha invertido un total de 39.000 euros en la obra, iniciada hace menos de un año y paralizada por el coronavirus. Carmen Chacón, técnica de la obra, ha precisado que los trabajos han permitido consolidar la estructura de la muralla y d los edificios colindantes. También ha incluido una intervención en la sillería del Arco y del zócalo de la muralla, muy deteriorada, y se ha eliminado la viga.

Etiquetas
stats