La Fiscalía señala a tres empresas como “cooperadoras necesarias” en el supuesto fraude en Infraestructuras

David Dorado asistiendo de manera telemática al Pleno del Ayuntamiento

La Fiscalía Provincial de Córdoba, en un segundo escrito al que ha tenido acceso este periódico, considera a tres empresas como supuestas “cooperadoras necesarias” para que el presunto fraude en decenas de contratos de alumbrado público en el Área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba se llevara a cabo. En un escrito firmado el pasado 12 de julio por el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Córdoba se acuerda denunciar los hechos ante el Juzgado Decano “para su reparto por el turno que corresponda”.

El secretario del Pleno denunció en Fiscalía un intento de obstrucción interna en el caso Infraestructuras

El secretario del Pleno denunció en Fiscalía un intento de obstrucción interna en el caso Infraestructuras

En este segundo escrito, la Fiscalía detalla el trabajo desarrollado, con el interrogatorio a diferentes testigos. Entre ellos están algunos trabajadores o exempleados de las tres empresas señaladas, que habrían sido, siempre presuntamente, las que se habían hecho con los contratos de alumbrado público después de haberse reunido previamente con el jefe del área. Contra este funcionario es contra quien pesa la mayor acusación. La Fiscalía le denuncia por dos presuntos delitos: tráfico de influencias y prevaricación.

Los hechos denunciados e investigados parten de la denuncia del exconcejal de Infraestructuras y actual portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba David Dorado. Dorado, que fue apartado del cargo tras otra investigación judicial que mantiene investigados a su antigua coordinadora de Infraestructuras y a otro funcionario municipal del área, denunció la existencia de una presunta trama en alumbrado público donde, según su acusación, un funcionario preparaba pliegos de contratación para que solo unas pocas empresas pudieran optar a ellas. Además, en la denuncia se aludía a testimonios de otras empresas que no podían participar en los procedimientos.

La investigación de la Fiscalía ha sentado como testigos a trabajadores de estas empresas. En el escrito, al que ha tenido acceso este periódico, estos testigos detallan reuniones previas con el jefe de alumbrado público antes de que se sacasen a concurso los contratos. La propia Fiscalía pidió al Ayuntamiento que le remitiese los contratos con tres empresas entre los años 2016 y 2022. Eso sí, también ha solicitado el envió de contratos en alumbrado público firmados en el año 2012.

Luminarias y telemandos

En su escrito la Fiscalía de Córdoba incide en dos materiales concretos: las luminarias y los telemandos de gestión eléctrica. Una ciudad como Córdoba tiene miles de luminarias y más de un centenar de telemandos. Estos telemandos son precisamente los que se encargan de vigilar que las luces se encienden cuando deben y que el sistema funciona de manera correcta.

En el caso de las luminarias, desde el año 2012 el Ayuntamiento de Córdoba ha sustituido las luces de miles de farolas de la ciudad por otras más eficientes. El fiscal cita varios contratos en concreto que se hacían por lotes y que estaban valorados, cada uno, en más de 500.000 euros. En los contratos, en el pliego, se solicitaba un modelo de luminaria llamado Simon que solo vendía en Córdoba un comercial en concreto. El modelo no estaba ni en la web ni en los catálogos de las empresas. Según el fiscal, cuando las empresas llamaban para pedir precio se sorprendían al ver que costaba un 40% más que la media del resto de modelos, según el escrito. Esto provocaba que muchas empresas desistiesen.

Estos mismos modelos se introducían en pliegos para la reforma de calles donde también había que sustituir el alumbrado público, según señala la Fiscalía en su escrito, que enumera varias decenas de contratos que corresponden a los tres últimos mandatos municipales.

En el caso de los telemandos, desde 2012 hasta 2020 se han sustituido un centenar. El sistema en este caso es similar al de las luminarias, aunque con un matiz tecnológico que hacía imposible que se pudiese adquirir otro modelo. En este caso, el modelo que se ha venido solicitando en todos los pliegos es el llamado Grial, que también fabrica en exclusiva una empresa de Córdoba. El telemando funciona con un software concreto. Parte es libre pero otra parte está patentado por la compañía. Es decir, ese modelo no lo puede producir otra compañía que no sea la cordobesa que se encuentra bajo investigación.

Etiquetas
stats