ÁLEX GALLEGOS


0

El 'no a la caza' ha vuelto a escucharse en Córdoba este domingo en una protesta convocada por el Partido Animalista Pacma con apoyo de una veintena de entidades animalistas, que han recorrido las calles del centro de la capital contra la celebración de la feria Intercaza y el uso de dinero público para promocionar esta actividad.

Desde la Plaza de Las Tendillas, los manifestantes han realizado una marcha donde los lemas y las pancartas han puesto de manifiesto su oposición a Intercaza, “por constituir un escaparate para la promoción de prácticas atroces como la montería y la rehala, cuyos perros son expuestos, afirman, como cosas”.

Precisamente, la exposición de rehalas en los Jardines de Colón ha sido uno de los puntos donde los manifestantes se han hecho visibles, para poner el foco en el uso de perros en la caza. Sobre ello, han recordado que “la situación se complica para los perros utilizados para la caza y guarda en España: el PSOE (el mismo que, en su momento, modificó el Código Civil para que todos los animales fueran considerados seres sintientes) ha presentado una enmienda a su propio Proyecto de Ley de Bienestar Animal para excluir a los perros de trabajo (por ejemplo caza y guarda) del amparo de la misma”. Esta medida ha levantado controversia entre las organizaciones de protección animal, incluyendo al Partido Animalista, que considera “un retroceso intolerable en materia de bienestar animal el hecho de que se aplique una legislación alternativa a perros que tienen las mismas características y necesidades que otros de consideración doméstica”.

La protesta por la autorización y celebración, un año más, de Intercaza ha centrado la marcha de la manifestación, en la que no ha faltado tampoco la presencia de perros, algunos de ellos rescatados tras ser abandonados por cazadores.

El cordobés Javier Luna, presidente de Pacma, sostiene que “la caza es una actividad que destroza ecosistemas, maltrata a los animales, vacía pueblos y contamina el medioambiente. La administración debe luchar en su contra y no fomentarla pero, como hemos podido ver con la enmienda del PSOE, estamos lejos de esto. El lobby, aunque debilitado, sigue siendo lo suficientemente fuerte como para que la aplastante mayoría de la población se vea sometida a la voluntad de unos cuantos”. Desde Pacma pretenden “que no se permitan este tipo de exposiciones por considerarlas ”exhibiciones“ de maltrato animal y por contribuir a la” divulgación de actividades dañinas para el conjunto de la población y de la naturaleza“.

Etiquetas
Etiquetas
stats