Regalan un sudario al Cristo de Gracia por sus 400 años en Córdoba

Nuevo sudario para el Santísimo Cristo de Gracia | HERMANDAD DEL CRISTO DE GRACIA

El Cristo de Gracia ha recibido un nuevo regalo, esta vez procedente de hermanos de su cofradía. Se trata de un nuevo sudario que le han ofrecido cuando la imagen celebra los 400 años de su llegada a Córdoba y para que lo lleve en la procesión extraordinaria que con tal motivo se producirá el próximo 29 de septiembre.

La prenda es un tejido en tisú de plata que varios hermanos habían adquirido hace tiempo y que con esta ocasión especial ha confeccionado con piezas bordadas en hojilla sacadas de una casulla del siglo XIX José Luis Guerra.

El Señor lucirá el nuevo sudario en su paso el día de la procesión que lo llevará desde la Mezquita Catedral hasta los Trinitarios después de presidir una Eucaristía en el primer templo de la diócesis. Por ello, el Crucificado será trasladado este domingo 23 de septiembre desde su templo hasta el monasterio de la Encarnación, cercano a la Mezquita Catedral y con cuyas religiosas la hermandad del Cristo de Gracia tiene estrechos vínculos pues allí ha estado ya en varias ocasiones el Señor e incluso estas monjas le regalaron el pasado mes de mayo otro sudario de brocado para recordar la última visita que les hizo esta Cuaresma.

Ya en este traslado dominical el divino Esparraguero llevará el nuevo sudario bordado en oro. La hermandad que le rinde culto pretende que la ida a la Encarnación sea algo “íntimo y rápido” aunque digno, según palabras del hermano mayor, Ricardo Rojas. De ahí la hora escogida, las siete de la mañana, para comenzar el camino que lleve a su Cristo hasta el citado convento.

Tras salir de la plaza del Cristo de Gracia, el pequeño cortejo de hermanos que lo acompañará irá por María Auxiliadora, Santa María de Gracia, Realejo, plaza de San Andrés, San Pablo, Capitulares, Claudio Marcelo, María Cristina y Ambrosio de Morales para llegar por la plaza Séneca a Antonio del Castillo y Horno del Cristo hasta Rey Heredia y la calle Encarnación.

A las nueve y media de la mañana compartirán la Eucaristía con las religiosas cistercienses, que custodiarán al Crucificado hasta que sea trasladado a la Mezquita Catedral para entronizarlo en su paso de cara al sábado 29.

Etiquetas
stats