Un plan de uso de la Mezquita de 2001 recomendaba no montar exposiciones en el monumento

Magna exposición 'Por tu Cruz redimiste al mundo' | MADERO CUBERO

"Los arquitectos conservadores del Conjunto Monumental Mezquita Catedral mostraron su rechazo frontal a la organización de exposiciones, conferencias y conciertos en el interior del edificio Patrimonio Mundial por la Unesco. No se trataba de recomendaciones informales, sino de prescripciones normativas contenidas en el Plan Director de la Mezquita Catedral, impulsado en 2001 por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía", así arranca la denuncia pública que acaba de realizar, a través de una nota de prensa, la Plataforma Mezquita Catedral, Patrimonio de Todxs, que ha adjuntado un extracto de este plan director que nunca llegó a entrar en vigor.

El documento oficial, encargado por la Dirección General de Bienes Culturales a los arquitectos Gabriel Rebollo y Gabriel Ruiz Cabrero, no llegó a entrar en vigor por discrepancias técnicas con la Consejería. "Pero las advertencias de los conservadores eran claras y tajantes", señala la plataforma: "Conciertos, conferencias y exposiciones temporales no debieran admitirse, y menos aún si tienen carácter permanente". Así se expresa en el apartado 5.3 referido al Uso cultural y turístico" del II Tomo de un voluminoso reglamento.

"El obispo no solo desoye las prescripciones de los especialistas en cuanto a la realización de actividades temporales", agrega el colectivo. "Desde 1996, el Cabildo catedralicio estableció de forma permanente los museos de San Vicente y de San Clemente dentro de la Mezquita incumpliendo de manera flagrante las indicaciones de los arquitectos conservadores, que, paradójicamente, trabajan bajo sus órdenes desde la transferencia de competencias del Estado a la comunidad autónoma andaluza", señalan.

Este Plan Director de 2001 establece únicamente dos funciones para el Conjunto Monumental: "Las derivadas del uso religioso y las destinadas a favorecer a los visitantes". Todo lo demás es desaconsejado por los técnicos. Y subraya más adelante: "Un museo o cualquier actividad (…) ajena a la descrita más arriba no debe ser atendida dentro de la Mezquita Catedral". Gabriel Rebollo y Ruiz Cabrero enumeran los elementos que "no deben exponerse en general" en el edificio: "Ni los retratos de obispos, ni los restos arqueológicos, ni las fotografías, ni las piezas sin uso desmontadas".

Los arquitectos subrayan en el documento oficial que no son partidarios de "inundar el templo de pequeños museos" porque, en su opinión, "rompen ese espacio libre y diáfano" que caracteriza al bosque de columnas del universal monumento andalusí. "Todas las advertencias estipuladas por los conservadores en el que fue el primer reglamento contemporáneo de la Mezquita Catedral han sido vulneradas de manera reiterada por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, especialmente desde la inmatriculación unilateral del edificio en 2006", asegura la plataforma.

La Plataforma Mezquita Catedral, Patrimonio de Todxs, que cuenta con 400.000 firmas de respaldo ciudadano, ha pedido varias veces y por escrito a la Junta de Andalucía que "impulse un nuevo Plan Director y un órgano de gestión profesional que frene las continuas arbitrariedades del prelado en la administración de un monumento que merece una dirección profesional y respetuosa con sus valores patrimoniales".

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2019 - 13:58 h
stats