El movimiento gitano busca la complicidad de los medios

Seminario del Secretariado Gitano | MADERO CUBERO
La Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Gitanas Kamira, la Fundación Secretariado Gitano Córdoba y la Plataforma Khetane organizan un seminario para periodistas

Los medios de comunicación tendemos a simplificar. Forma parte de nuestro ADN sintetizar en un titular, unos cuántos párrafos, un programa de televisión o un personaje en una serie, la compleja realidad de la que hablan. En ocasiones, nos apoyamos en arquetipos y estereotipos populares que ya han hecho el trabajo por nosotros durante siglos. Y muchos de ellos son ofensivos. Ocurre, por ejemplo, con el mundo gitano, tradicionalmente vinculado con la marginalidad.

“Y no solo con la marginalidad, también con la violencia o la pobreza; pero eso solo representa un tanto por ciento menor dentro de una sociedad que en los últimos 30 años es mucho más plural y abierta”, señala el director territorial de Secretariado Gitano, Juan Manuel Rodríguez. Con esta idea en mente, la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Gitanas Kamira, la Fundación Secretariado Gitano Córdoba y la Plataforma Khetane organizan un seminario para periodistas y profesionales de los medios de comunicación en el que se trate de inculcar nuevos prismas de información que no ahonden en la tradicional visión peyorativa hacia el colectivo.

Para Rodríguez, los medios de comunicación han dado pasos para informar de manera más plural acerca de la realidad en la que viven las personas gitanas. Pero todavía tienen que sufrir los estigmas de siempre. Y protestan por ello. “Hemos visto programas de televisión, como Los Gipsy Kings, que buscan el efectismo para atraer audiencia a costa de esa visión. O comedias como Anclados, con personajes gitanos que se siguen vinculando a la delincuencia y a la marginalidad”.

En general, el Secretariado Gitano ha detectado que los medios públicos han mejorado más rápidamente que los privados a la hora de ofrecer una visión más plural y fiel a la realidad del colectivo. “Cada medio tiene su propia línea editorial, pero encontramos que los públicos, como puede ser Televisión Española o Canal Sur, sí muestran una idea más cercana. En cambio, los medios privados como los ligados a Mediaset siguen ahondando en el efectismo de ideas negativas de nuestra comunidad”, lamenta.

Pero más allá de los medios tradicionales, una de las principales preocupaciones es el universo de las redes sociales. “Sabemos que es muy difícil de controlar, pero allí se vierten todo tipo de mensajes de odio y de insultos a la comunidad gitana”, alerta. Todo ello, va unido a que, en su opinión, todavía no existe jurisprudencia necesaria para que alguien sea condenado por delitos de odio a causa de mensajes de este tipo.

Etiquetas
stats