Córdoba abraza a Centroáfrica: medicamentos para Bangassou

Presentación de la campaña 'Más por Bangassou' | MADERO CUBERO

La violencia invade de un tiempo, no poco, a esta parte su territorio. Una circunstancia que sufren los habitantes de un país que no logra salir adelante a pesar de esfuerzos internacionales diversos. Dada la situación, en la que el yihadismo es agravante de un estado crítico debido a la pobreza imperante, la realidad se recrudece en lo referido también al aspecto sanitario. En medio de esa problemática se encuentra un cordobés, quien no ceja en su empeño de aminorar los efectos de los distintos factores negativos que dañan a la República Centroafricana. Se trata de Juan José Aguirre, obispo que lo es de Bangassou, un escenario éste al que visita el terror muy de vez en cuando. De su mano actúa también la Fundación Bangassou, presidida por su hermano, Miguel Aguirre, y que trabaja con el objetivo de avanzar en mejoras de esa sufrida nación. En este caso, los dos obtienen el abrazo, de nuevo, de su tierra con su campaña para la recaudación de fondos destinados a enviar medicamentos al escenario descrito.

Más por Bangassou es el título de la iniciativa, que promueve un año más el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba en colaboración con la Fundación Bangassou. Una campaña ésta que tiene como fin, en efecto, una aportación económica para dar mayor cantidad de medicamentos para la ciudad de la República Centroafricana. "No sólo tiene carencias, sino también mínimos de seguridad", expresó en primer lugar el presidente de la primera de las instituciones, Práxedes Cruz. Lo hizo en el acto en el que dieron a conocer el proyecto "para colaborar con la ingente y maravillosa labor que no se puede imaginar o entender en la sociedad occidental". Hacía referencia, como es lógico, a la actividad de la Fundación Bangassou, que el año pasado recibió unos 3.700 euros destinados a la compra de medicinas.

Práxedes Cruz señaló que la labor del Colegio de Farmacéuticos consiste en "difundir y poner a disposición de las oficinas de Farmacia que quieren colaborar, que son la mayoría, boletos de Lotería". Son 405 los establecimientos existentes en la provincia, de los cuales participa una importante cifra. A la presentación de la campaña asistió por primera vez Rafael Martínez, presidente de Farmacéuticos Sin Fronteras, que tras conocer la actividad de la Fundación Bangassou quiso mostrar su apoyo. "Intentamos trabajar en todo el mundo, ahora lo hacemos en unos 50 países. Intentaremos enviar todo lo que se pueda allí", comentó en referencia a la República Centroafricana, cuya difícil realidad describió quien mejor la conocía de los presentes.

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre, expuso una situación extremadamente compleja, cada vez más, en el país africano. "Desde hace cuatro años sufrimos el ataque del yihadismo más radical. Hemos visto masacres de manera indiscriminada, a veces a musulmanes y otras a no musulmanes, jugando a un ojo por ojo que cualquier día podría hacer que todos nos quedásemos ciegos", narró en primer lugar acerca del territorio en que desarrolla su labor. "Estos grupos yihadistas vienen vinculados con el Chad, cuyo presidente nos está pisoteando sin piedad. Quienes les están pagando son los países del Golfo, de los petrodólares. Quieren tomar el Congo, que es un país muy rico en recursos naturales, y para ello tienen que pasar por Centroáfrica", añadió antes de recordar una de las razones del padecimiento de aquel país: "Quien tiene el control del Coltán lo tiene de las guerras".

Con ese relato de las circunstancias, Aguirre quiso sumergir a los presentes en la dura realidad de la República Centroafricana. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo hubo ataques que dejaron decenas de muertos. Y una complicación mayor para responder a las necesidades de la población. "Esta campaña nos ayuda a comprar medicamentos, que llegan a Centroáfrica con muchísimos problemas. Te hacen pagar todo el dinero del mundo en el traslado. Centroáfrica es un país que existe, pero que vive en una situación de no Estado, sin Ejército y sin lo necesario para poder vivir", expuso el obispo de Bangassou antes de detallar algunos de los proyectos principales de la fundación con el nombre de la ciudad. "Entre otros tenemos la casa de acogida para enfermos de SIDA en fase terminal, y eso da una idea de los medicamentos que vamos a necesitar. Tenemos cuatro centros que llamamos las casas de la esperanza, en las que recogemos a viejitos con demencia senil y que en los barrios les acusan de brujería, y otro proyecto para los niños desnutridos", señaló.

"La situación sanitaria está por los suelos"

Dadas las circunstancias, el panorama en el aspecto sanitario es cada vez peor. "Desde el mes de mayo, cuando unos 500 rebeldes dispararon como conejos a unos 200 musulmanes en la mezquita, ha sido muy complicado", apuntó Juan José Aguirre. "La situación sanitaria no existe en estos momentos. Hemos asistido a masacres y tenido que enterrar a muchos muertos en fosas comunes. Hemos tenido que recoger a muchos heridos, y en los hospitales sólo encontramos a Médicos Sin Fronteras. Todas las ONGs se marcharon", precisó a continuación. "Los pueblos de los alrededores de Bangassou no tienen nada. Si una persona enferma no puede hacer nada. Ahora tenemos muchos muertos por un ataque agudo de malaria. Así que la situación sanitaria está por los suelos", concluyó el obispo de Bangassou.

Un mensaje que también lanzó su hermano y presidente de la Fundación Bangassou, Miguel Aguirre, quien incluso aportó algún dato que vino a sumar al drama. "Es un auténtico desastre la situación que se está viviendo. Los dos últimos años hemos tenido que parar todos los proyectos sociosanitarios que teníamos. Habíamos construido dos quirófanos y uno de ellos lo han destrozado por completo, se llevaron hasta los techos", explicó. Todo, "debido a la inseguridad", lo cual va en perjuicio de la población: antes se hacían entre 100 y 110 intervenciones en 20 días, ahora no es posible. De ahí que sea importante cada ayuda, como la de la campaña promovida con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba. Por cierto, el número de Lotería de este año es el 10.062 y para más información puede acudirse a la web oficial de la fundación.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2017 - 16:30 h
stats