Almodóvar, Iznájar y El Viso: las tres playas de la provincia en las que darte un chapuzón

Playa de Iznájar.

Córdoba no es sólo calor, altas temperaturas y paseos imposibles. Menos mal. Lejos de las polémicas por la apertura de algunas piscinas, el verano cordobés se vive más allá de la capital y es que la provincia se convierte, durante los meses de julio, agosto y septiembre, en lugares apetecibles donde pasar la jornada. Tres son los municipios que tienen una visita obligada durante el período estival: Almodóvar del Río, Iznájar y El Viso ¿La razón? Las playas naturales que dan un respiro tanto a vecinos como a foráneos.

El primero en ofrecer esta opción de baño fue Iznájar, que abrió su embalse a la ciudadanía para dar vida a lo que se conoce como la playa de Valdearenas. De agua dulce, se extiende a lo largo de 32 kilómetros y permite no sólo el baño, sino la realización de actividades como vela, alquiler de kayaks o hidropedales. Como cualquier otra playa, la de Iznájar  cuenta también con servicio de restauración gracias a dos bares que ofrecen comida y bebida a los bañistas.

Sin embargo, la distancia entre Córdoba capital e Iznájar -casi 113 kilómetros- hace que sea una de las opciones menos demandadas y se acerquen a esta playa los vecinos de las  localidades de la zona. Pero si tu deseo es probar esta opción de baño y compararla con la de las costas de Andalucía, la playa de Almodóvar del Río es la más cercana a la capital, a tan sólo 24 kilómetros.

Ubicada en el pantano de La Breña, esta playa cuenta con una extensión de 150 metros en la que el Ayuntamiento ya dispuso el año pasado una decena de sombrillas al igual que la de Iznájar, aunque la basta extensión de esta última permite que los usuarios puedan llevar sus sombrillas y sillas. La playa cuca tiene, además, duchas con agua potable y un restaurante -El Chiringuito de la Breña-, donde puedes degustar unos exquisitos espetos. Y sin salir de Córdoba.

Por último, El Viso inauguró el pasado año su playa, en la zona recreativa de La Colada, convirtiéndose en la primera situada en una dehesa bañada bajo un cielo Starlight. La playa está ubicada a dos kilómetros del parámetro de la presa, ocupando una superficie total de 1.780 metros cuadrados y una longitud de 125 metros. Para tenerlo todo a punto, el Ayuntamiento ha acondicionado la zona para mantener en todo momento todas las condiciones de limpieza, higiene y salubridad en el entorno de la playa.

Además de labores de limpieza, higiene y salubridad, el Ayuntamiento también ha dispuesto esta zona contenedores para residuos para que el baño no enturbie el magnífico paraje de La Colada. Las tres playas estarán abiertas hasta finales de septiembre para ofrecer otra alternativa veraniega a quienes pasan esta dura temporada en suelo cordobés.

Etiquetas
stats