Adelante exige a la Junta refuerzos en el Infanta Margarita por el avance del virus en Lucena

La parlamentaria Ana Naranjo.

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha exigido este miércoles al Gobierno andaluz de PP y Cs que refuerce el personal del Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra (Córdoba), ante el avance del coronavirus Covid-19 en el vecino municipio de Lucena (Córdoba).

En este sentido y en un comunicado, Naranjo reclama al Ejecutivo andaluz “que tome medidas de forma urgente para frenar la transmisión del virus en Lucena, donde los datos oficiales de la tasa de incidencia por habitante superan con creces la media de afección en la región, y apuntan a que la Consejería de Salud está restando importancia a una preocupante evolución de los contagios, que podría derivar en transmisión comunitaria”.

Naranjo ha pedido al consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, que “tome las decisiones necesarias” para doblegar la curva de contagios en una localidad que “tiene ya una tasa de incidencia de 956 casos por cada 100.000 habitantes”.

En concreto, desde Adelante han demandado al Gobierno andaluz que dé su respaldo al Ayuntamiento de la localidad, “que ya ha llegado hasta los límites que marcan sus competencias”, y que, en primer lugar, “refuerce al personal que presta atención sanitaria en la zona, proporcionando más profesionales, tanto al Hospital Infanta Margarita, como a los centros de Atención Primaria, que están saturados, como lo están en el conjunto de Andalucía y que cumplen un papel esencial” ante la pandemia.

Además, Naranjo ha pedido al Gobierno de la Junta “que aporte un número suficiente de rastreadores para un control con garantías de la evolución de los contagios, que permita a las personas afectadas tomar las medidas de aislamiento oportunas”.

También ha solicitado “que se suspendan temporalmente las visitas de familiares a centros residenciales y asistenciales de personas con discapacidad, trastornos de conducta o mayores”, con el objetivo de proteger al segmento más vulnerable de la población ante el virus.

A juicio de Naranjo, “no nos podemos permitir repetir los errores de la primera fase de la pandemia, cuando tenemos el conocimiento y los recursos necesarios para evitar que el virus se cebe de nuevo con los más débiles”, exigiendo también al Gobierno andaluz que garantice con rigor “las limitaciones de aforo” establecidas por la normativa y que estudie la posibilidad de reducir, de forma temporal y preventiva, la asistencia a espacios de reunión, convivencia y trabajo.

Naranjo ha recordado al consejero de Salud que las competencias en la materia, así como la decisión última sobre las medidas que deben adoptarse para frenar el virus, “corresponden al Gobierno andaluz, que ahora tiene la obligación de tomar decisiones para proteger a la población”.

Etiquetas
stats