Abre en Córdoba el primer spa para bebés y niños con el fin de estimular sus sentidos

Marta Delgado, en el spá | TONI BLANCO

Cada vez son más las ciudades de Europa y de España que van incorporando spas para bebés -los tradicionales balnearios para adultos- con el fin de estimular los sentidos de los más pequeños y fortalecer su musculatura. Hasta el momento, Córdoba no ha contado con este tipo de espacios especializados únicamente en este servicio. Pero ahora, Marta Delgado ha abierto Spa Pompitas, una iniciativa que emprende tras abandonar su puesto como teleoperadora en Emergia.

Según explica la joven, el centro esta orientado a la hidroterapia infantil, a los masajes para los recién nacidos -ambos servicios para menores de entre 0 y 18 meses- y a la estimulación sensorial para niños -de hasta seis años- con diversidad funcional. Aunque ha trabajado en las telecomunicaciones, Delgado es integradora social y desde que conoció este sistema infantil no ha parado de darle vueltas hasta que, por fin, ha decidido poner en marcha su negocio. “Estuve investigando y en la provincia de Córdoba no hay nada por el estilo, al igual que en Andalucía, donde hay pocos centros”, comenta.

Las sesiones de hidroterapia se realizan en bañeras neonatales específicas para cada bebé y que varían según el tamaño del menor. Tras llenar la bañera con agua a una temperatura adecuada para el bebé, comienzan los ejercicios que “relajan al niño a la vez que favorecen su motricidad”. Dependiendo de los meses del pequeño, éste deberá tener un dispositivo de flotación que se coloca alrededor del cuello.

“Las sesiones de hidroterapia a edades temprana forman parte de las técnicas de estimulación multisensorial” recomendadas para los bebés ya que estimulan “el tacto, el oído y la vista”. Además, nadar también fortalece la resistencia al agua y favorece el desarrollo de los músculos y de la estructura ósea.

Estas sesiones se complementan con masajes que ayudan a los bebés, entre otros beneficios, a no sufrir cólicos lactantes. Delgado cuenta que los padres pueden acompañar a sus hijos tanto en la sesión de hidroterapia como en los masajes ya que estarán acompañados de profesionales. En este caso, la emprendedora resalta los múltiples beneficios tanto para los progenitores como para el bebé ya que hacer juntos los ejercicios “ayuda mucho a crear los primeros vínculos”.

Asimismo, estos mismos beneficios repercuten sobre los niños con diversidad funcional, que también pueden entrar a este spa. Sobre todo para aquellos que sufren alguna patología cuyo origen es neurológico, como es el caso del autismo. Delgado afirma que la hidroterapia, “además de relajar a unos niños que sufren altos niveles de estrés o nerviosismo, también ayuda a la integración sensorial de los estímulos y a disminuir su ansiedad”.

El centro de Delgado está ubicado en la calle Alcalá Zamora, junto al Parque de la Asomadilla, un lugar elegido por su “fácil aparcamiento” para que “las personas que vengan lo hagan tranquilos” y sin estrés de ningún tipo.

Etiquetas
stats