¿Cuál dirías que es tu estilo?

Tal como os prometí la semana pasada, hoy os comentaré algo sobre los estilos a tener en cuenta en función a la personalidad, esa misma que es intrínseca en cada persona, la que uno tiene por naturaleza y a la que le ha añadido lo que le ha proporcionado la vida en su caminar diario.

Los 7 estilos existentes son:

1/Natural o casual ¡¡Cuidado con este!! Lo dejaremos para desarrollarlo

2/Tradicional o Clásico. Todos saben cómo es: sobrio y elegante a la vez

3/Elegante. Es aquel que se aparta un poco del clásico, con toques modernos o descuidados 4/ Romántico. Prendas sueltas y con adornos de puntillas o encajes finos 5/ Creativo. El atrevido. Hay que llamar la atención 6/ Seductor. El fino, el que más detalles conlleva, incluso en las maneras de expresarse. Todos son detalles en él, que atraen.

7/ Dramático. Tonos oscuros, quieren diferenciarse de los demás.

Pero, veamos… Como ningún estilo es mejor que otro, cada uno tiene un poder específico y, como todo en la vida, una contraparte, porque en el caso del estilo hay un gran riesgo al elegirlo, motivo este por lo que deberás inclinarte, para no correr riesgos, aquel que más ventajas te aporte, siempre en armonía  a y lo que ella te proyectan. Cuidado con él. Porque aunque sea propio de aquellos que desean transmitir magnetismo y confianza, y así tratan de ganar la de otros en sus relaciones de negocios y personales, a veces puede derivar en un riesgo máximo y  pierden todo su magnetismo.

Cómo son las personas que pertenecen al Estilo Natural

Pertenece a personas que proyectan ser muy accesibles en su trato, son amigables. Les gusta ser alegres y amables con los demás, pues están orientados a la gente. Son optimistas y entusiastas. Les agrada ser sencillos, y lo reflejan también en su arreglo y manera de vestir.

Mis consejos:

- Ropa cómoda antes que cualquier otra cosa y en colores lisos. Pocos accesorios (a veces nulos, porque les estorban). Combinaciones simples, que no les complique la vida. Cabello suelto o poco arreglado, en las mujeres. Rn los hombres, cabello corto o un poco largo (según su profesión) y con barbase dejan de unos días. Los zapatos en hombres deben ser de suela de goma o sintética, mientras que en las mujeres de piso o ‘flats’ y muy poco maquillaje o casi nulo.

¿Qué les aporta, cuál es su gran fortaleza?

Ganar confianza rápidamente por lo accesibles que se ven y lo sencillo de su arreglo y trato (podrían ser los mejores anfitriones pero ello no garantiza que sepan las reglas del protocolo.

¿Qué profesiones lo ejemplifican mejor?

Vendedores, arquitectos, ingenieros, deportistas, docentes, periodistas… Obviamente, no se trata de generalizar, pues la teoría del estilo no es "absoluta" y muchas otras profesiones son desempeñadas por personas de estilo natural.

En mi experiencia como especialista en imagen, y al capacitar a numerosas mujeres y hombres a lo largo de mi vida como estilista, me he encontrado con gerentes, directivos, artistas, políticos que pertenecen al estilo natural.

¿Cuál es su mayor riesgo?

En su afán por amar la comodidad corren muchas veces el riesgo de que los demás le vean mal arreglados y hasta fachosos, incluso ellos mismos en ocasiones. Todo en la vida tiene un equilibrio y cuando lo perdemos trae consecuencias. Tener cuidado con el estilo natural, a veces echa años encima y, por si fuera poco, no reflejan autoridad cuando necesitan o deben hacerlo. Si perteneces a este estilo y caes en el riesgo de exagerar tu poco arreglo, cuando asciendes a una posición de liderazgo y autoridad, puedes proyectar una imagen que no genere respeto, por lo es un problema: todos te verán muy accesible.

Por lo tanto, y para evitar situaciones contrarias, no se trata de disfrazarte, tu ropa debe siempre empoderar tu personalidad pero al mismo tiempo "respaldar tu posición de líder". No olvides que la ropa habla por ti sin palabras y que es parte de tu comunicación no verbal.

Suelen confiarse demasiado

Ciertamente. Este tipo de personas amantes de lo natural no complicándose la vida, creen caer bien a todos y que ello les abrirá las puertas en todos lados, cuando ciertamente no es así en su vida personal y profesional.

¿Cómo sacar el máximo partido del Estilo Natural?

Nunca olvidar que si esa es tu personalidad ya eres capaz de ganar la confianza de los demás. Mi consejo es vestir siempre cómodo pero bien arreglado, es decir, cuidando los detalles, aunque te dé un poco de ‘flojera’. No usar ropa vieja o desgastada. Si deseas mejorar tu imagen profesional, aprender de los códigos de vestimenta y aplícalos con tu estilo, sin complicaciones. Aprender nuevas combinaciones de colores, telas y accesorios. Nunca descuides tu arreglo personal hasta el grado de estar ‘fachendoso’.

Y, ahora, ya más advertidos (o eso espero), escoge el estilo con arreglo a tu personalidad. Es el más conveniente y con que no te vas a falsear. Y, siendo así, con el que mejor te proyectarás hacia los demás, a la vez que ganas su amistad.

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2016 - 07:54 h