El tesoro de Sierra Madre

El debate sobre la legalización o dotación de servicios de las parcelaciones irregulares está centrado, especialmente, en la zona de la Vega, por estar intensamente poblada, con el protagonismo del Consejo de Distrito de El Higuerón; en las que rodean Medina Azahara, por su supuesta agresión al patrimonio; y en las que se pueden ver afectadas por el desbordamiento del río. Quedan bastante olvidadas en los medios las situadas en la Sierra de Córdoba, lo que no deja de ser paradójico, porque allí existen algunas de las que ocupan mayor extensión, como Siete Fincas. El inventario recién elaborado corrobora esta importancia de la presencia de parcelaciones en todo el ámbito de nuestra Sierra.

Las edificaciones que se han construido en la Sierra están, casi en su totalidad, sometidas a las normas del Plan de Protección del Medio Físico y, en concreto, caracterizadas por el peligro de los incendios forestales. Estas dos circunstancias son las que hicieron que el PGOU, prácticamente, no les diera solución, limitándose a regular algunos pequeños núcleos, con urbanización suficientemente consolidada, a los que les permitía dotarse de servicios a través de un Plan de mejora del medio rural. No obstante, cuando se ha presentado dicho plan por alguna comunidad de propietarios, caso de Siete Fincas, ha sido informado negativamente por suponer un proceso urbanizador camuflado.

La elaboración del Plan especial de la Sierra, largamente demandado, defraudó las expectativas vecinales por tratar a la Sierra como si fuera una reserva natural sin presencia humana y, por ahora, duerme en algún cajón a la espera de que Hoover Martín se decida a volver a impulsarlo. Tampoco vieron satisfechas sus demandas los sectores que querían hacer de la sierra un lugar de desarrollo económico con base medioambiental. El hecho es que la Sierra sigue apareciendo como algo ajeno a la ciudad, excepto para hacer peroles y senderismo.

Como sucedía a Fred Dobbs (Humphrey Bogart),a Bob Curtin (Tim Holt) y Howard (Walter Huston) en El tesoro de Sierra Madre, de John Huston, la Sierra guarda una importante riqueza que hay que ir a sacar a la luz, pero, cuando se intenta aprovechar, surgen los problemas. La necesidad de financiación, la presencia de bandidos o la misma ambición que demuestran los buscadores de oro, acaban por devolver a la Sierra aquello que se le había arrancado. El oro es confundido con arena y lanzado al viento que lo arrastra a su lugar de origen.

De la misma forma, la Sierra de Córdoba solo existe para aquel que ha conseguido hacerse con un trozo de ella, sea legalmente o no, pero no hemos conseguido ponerla en valor para el conjunto del vecindario. Igualmente, ha estado siempre en las preocupaciones del movimiento ecologista, que ha trabajado en busca de la mayor protección y luchando contra los movimientos especulativos en las zonas que quedan libres de construcciones. Pero, lo cierto, es que es un diamante en bruto al que solo se puede acceder actualmente desde el furtivismo en sentido amplio.

En mi opinión, la protección de la Sierra no puede pasar por cerrarla al factor humano, sino organizar y racionalizar la presencia de éste. Las posturas prohibicionistas han derivado en descontrol provocando riesgos evidentes a los ecosistemas, bien contaminando el subsuelo, bien alterando la vida animal y vegetal. La Sierra necesita que el Plan que debe ordenarla contemple soluciones para los que ya habitan en ella, que además de animales, plantas y rocas, son personas, tanto en núcleos legales (Trassierra, Las Jaras, …) como no legales (Jardinito, Pinar de Torrehoria, …) Y de forma complementaria debe racionalizar la presencia del vecindario que la disfruta ocasionalmente, generando contaminación, suciedad, ruidos,

Si no se regulan los usos en la Sierra, pasará que será lo ilegal quien imponga sus condiciones, tal y como los bandidos lo hacían en Sierra Madre. Volver a la Sierra sin edificaciones y sin vallados, de hace cuarenta o cincuenta años, ya es imposible O se actúa desde la realidad existente o cualquier propuesta no pasará de ser una estupenda tesis doctoral o un documental pagado a precio de oro.

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2013 - 07:00 h