Jesús de la Redención a través de la mirada de Rafael Cervantes

La Estrella presenta el cartel conmemorativo del 25 aniversario de la bendición de su titular, obra del pintor cordobés | El Señor preside un óleo que presenta escenarios significativos para la hermandad

Un hermano de luz parece querer alumbrar su rostro. Es un nazareno de la Estrella, que este domingo inició de manera oficial el período en el que conmemora el 25 aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Redención. Tal y como anunciara el pasado viernes, la corporación dio comienzo a su programación a razón de dicha efeméride con la presentación del cartel que la anuncia. Se trata de un óleo realizado por el pintor cordobés Rafael Cervantes, que en su obra trató de representar lo mejor posible -lo consiguió- a la cofradía. El lienzo vio la luz en un sencillo acto que tuvo lugar tras misa de hermandad, que se celebra la del Lunes Santo cada primer domingo de mes, en la parroquia de San Fernando. De esta forma, la Huerta de la Reina arrancó su especial etapa en torno a la imagen que tallara Miguel Ángel González Jurado.

En efecto, un nazareno de la corporación aparece en un primer plano en el cartel. Lo hace a modo de guía lumínico de Jesús de la Redención, cuyo rostro preside un óleo de gran calidad y valor artístico. El titular de la hermandad de la Estrella protagoniza, como no podía ser de otra forma, una pintura con detalles de relevancia e importante significado para la propia cofradía. En ese sentido, la figura del Señor se encuentra superpuesta al paisaje principal, que conforma un plano general de Capuchinas. La elección de tan especial escenario por parte de Rafael Cervantes tiene su base en la historia de la imagen y, por tanto, de la corporación, ya que es en esa plaza donde residen las Hermanas de la Cruz, madrinas de Jesús de la Redención.

Pero no es la plaza de Capuchinos el único elemento escénico con marcado carácter simbólico para la Estrella que se observa en el cartel de Rafael Cervantes. El autor del óleo conmemorativo del 25 aniversario de la bendición del titular de la hermandad del Lunes Santo también decidió ubicar en su obra el "chimeneón" que se levanta en los jardines próximos a la parroquia de San Fernando. Dicho elemento continúa presente, al igual que el de la plaza Flor del Olivo, como monumento en memoria del pasado industrial de la zona. En este caso, de la fábrica de aceites Rodríguez Hermanos. Así queda representada también la Huerta de la Reina, un barrio que vivirá intensamente los próximos meses. Siempre en torno al Señor de la Redención.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2016 - 21:43 h