La importancia de la agricultura familiar

Iniciamos este nuevo año con muchas incertidumbres, desde el punto de vista del sector agrario. Es un año de transición con respecto a la nueva reforma de la Política Agraria Comunitaria, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015. Actualmente se está terminando de negociar en el Ministerio de Agricultura, cuestiones importantes para la aplicación de la reforma en nuestro país y en nuestra región; cuestiones como explotación agraria, región, agricultor activo, pagos acoplados, etc., se están debatiendo, con una repercusión muy importante en los bolsillos de los agricultores.

Además, la campaña de aceituna de almazara, se inicia con unos precios muy bajos, ante la previsión de una cosecha alta, con el empuje y control de la Gran Distribución. Y la demanda de todo el sector, de poner en marcha una marca España, para la exportación del aceite de oliva, pues además de ser líderes en producción, el futuro pasa necesariamente por la exportación.

Pero hoy, quiero comentar que aprovechando que este año 2014,

con motivo del lanzamiento del Año Internacional de la Agricultura Familiar, los dirigentes agrícolas de la Unión Europea, así como las Cooperativas, integradas en el Organismo Copa-Cogeca, han puesto en valor el importante papel que desempeña la agricultura familiar, en aras de garantizar la calidad de los productos agrícolas a los consumidores europeos, y el importante papel del crecimiento y el empleo en las zonas rurales. Precisamente el descenso del paro, en los datos proporcionados por el Gobierno, en los grandes municipios de nuestra provincia, está inevitablemente unidos a la campaña de recolección de la aceituna, y a la importante función que desempeñan las empresas familiares en la

contratación.

La agricultura familiar representa a la mayoría de los 25 millones de personas que están empleadas en el sector agrario de la Unión Europea, con una producción que arroja un valor superior a los 400.000 millones de euros en la UE-28.

Las explotaciones familiares deben continuar con el apoyo de las Administraciones, y debe ser una actividad económica viable y rentable, procurando unos ingresos que puedan cubrir con los costes de producción. Tienen que luchar con la subida cada vez más importante de los insumos agrícolas, así como las perturbaciones de los mercados y por supuesto mirando siempre a las condiciones climáticas adversas. El Copa-Cogeca, ha instado al Consejo Europeo, Parlamento y Comisión, a que apoyen y aseguren una serie de puntos, que paso a enumerar y con los que en mi humilde opinión son muy importantes:

· Las explotaciones familiares deben tener acceso a los recursos naturales y a las tierras.

· Hay que fomentar la investigación y la innovación en el sector.

· Seguir apoyando a las Cooperativas Agrarias, y a las Organizaciones de Productores Agrarios, de tal forma que permitan a los agricultores y ganaderos poder comercializar sus productos y poder conseguir un mejor precio.

· Continuar con la formación de los agricultores y ganaderos, y procurar que los jóvenes puedan acceder a este sector con garantías de continuidad, teniendo ayudas para hacer frente a las dificultades de su primera instalación.

· Habría que seguir trabajando para evitar las prácticas desleales y abusivas de la

cadena alimentaria, de tal forma que los agricultores y ganaderos tengan mayores posibilidades de generar ingresos del mercado.

· Y terminar, pidiendo que los dos pilares de la PAC, se apliquen, reduciendo al máximo la burocracia.

En suma, las explotaciones familiares agrarias son las empresas que vertebran nuestros pueblos, y que garantizan empleo y futuro.

Etiquetas
Publicado el
6 de enero de 2014 - 07:00 h