El Pleno de Diputación aprueba sumarse al Pacto contra el Antigitanismo promovido por el colectivo Fakali

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, preside el Pleno de la institución provincial.

El Pleno de la Diputación de Córdoba, en su sesión ordinaria correspondiente al mes de diciembre y con un Orden del Día exento de mociones, ha aprobado este miércoles por unanimidad de todos los grupos (PSOE, IU, PP, Cs, Vox y el diputado no adscrito) la adhesión de la Corporación al Pacto contra el Antigitanismo, promovido por el colectivo Fakali.

En este sentido y en declaraciones previas a los periodistas, el portavoz del grupo socialista en la institución provincial, Esteban Morales, ha destacado que “la Diputación se suma a esta declaración con el objetivo de promover, junto a los ayuntamientos de la provincia, las medidas pertinentes para poder combatir los posibles delitos de odio o xenofobia que se den en los respectivos municipios”.

Morales ha resaltado el trabajo que realiza Fakali, “colectivo que vela por las condiciones de vida de esta población, así como del resto de las personas vulnerables, poniendo el foco en una realidad alejada de estereotipos”.

El diputado ha incidido en que “este compromiso, necesario y obligado para el progreso y avance del pueblo gitano, cuenta con al unanimidad de todos los grupos políticos del Pleno”.

Otra de las cuestiones relevantes en el Orden del Día, tal como ha apuntado el también vicepresidente cuarto de la Diputación, ha sido la aprobación, igualmente por unanimidad, del Plan Normativo Anual de la Diputación correspondiente al ejercicio 2023.

“Se trata de una prescripción legislativa que nos obliga a comunicar y aprobar aquella normativa que sea objeto de modificación, cambio o creación”, ha explicado el portavoz socialista.

En este sentido, el diputado se ha referido a la posible modificación del Reglamento de Teletrabajo para los empleados de la institución provincial, a la instrucción sobre la fiscalización interna y también a la modificación de la Ordenanza de Concertación, “con el objetivo de regular los criterios de transferencia e inversión con los distintos municipios de la provincia”.

Para finalizar, Morales ha señalado que “hemos aprobado también la Cuenta General de la Diputación, que ha estado expuesta durante un mes a exposición pública y no ha contado con ningún tipo de alegación”.

Por su parte, el portavoz del grupo de IU en la institución provincial, Ramón Hernández, ha puesto el acento en “el compromiso que esta institución ha demostrado, un año más, con los distintos ayuntamientos de la provincia, trabajando codo con codo con ellos en numerosos proyectos que redundan en el bienestar de la ciudadanía”.

El diputado provincial ha abundado en que “nos debemos sentir satisfechos por el trabajo realizado, apostando siempre por el municipalismo, cubriendo las necesidades de nuestros municipios, con un esfuerzo presupuestario que se ha visto reflejado en los distintos planes de inversión”.

Por otro lado, en los prolegómenos del Pleno, trabajadores del Instituto de Cooperación con la Hacienda Local se han concentrado reclamando “justicia salarial” y una “valoración del puesto de trabajo acorde con el trabajo que realizamos”, dado que “cobramos un 20 por ciento menos que otros administrativos” de la Diputación, según han expuesto. Al respecto, Morales ha señalado que no cree que sea “una discriminación”, sino que, “en proporción a sus ingresos y gastos, se habrán aprobado convenios colectivos que regulan la situación económica” de los trabajadores de Hacienda Local.

Etiquetas
stats