“Es ridículo tener dos focos animando en El Arcángel”

Alejandro González, presidente del Córdoba | MADERO CUBERO

Que a Alejandro González le preocupa reparar la fractura social que existe en el cordobesismo volvió a quedar de manifiesto en su última aparición en los medios. El presidente del Córdoba compareció en la tertulia de la Cadena SER para desgranar sus sensaciones tras el inicio de la Liga, algo frustrante por los resultados -dos derrotas caseras en los tres primeros partidos-, pero el asunto derivó hacia el tema social. "No esperábamos -dijo sobre el partido ante el Zaragoza- que acabase así. El equipo tuvo una fase buena pero terminó desdibujado, descolocado, intentando hacer las cosas a la heroica. Hoy estamos así pero mañana ya estamos pensando en el siguiente. Hoy un poco más de bajón", expresó el presidente más joven de la historia del club y en el actual escenario de la LFP.

"Queda todo. Cualquier equipo que esté ahora haciendo las cosas bien no tiene por qué terminar arriba y al contrario. Las sensaciones son positivas porque existen mimbres para cosas importantes. Todos tienen planta de futbolistas, corren como futbolistas... Veo el banquillo con un montón de recursos y eso me tranquiliza", ha indicado González sobre el arranque del campeonato, que ha deparado dos reveses en El Arcángel. ¿Preocupación? La justa y necesaria. "El problema es cuando no tienes ingredientes y te cuesta la misma vida. Eso no significa que estemos arriba al final, que es la idea, pero lo esencial es tener una materia prima buena y la tenemos. Las temporadas son muy largas. Es importante entender que lo bueno llega al final y la impresión es positiva al margen de lo de ayer", apostilló.

"Se ha trabajado muy bien desde el mismo momento en el que acabó la temporada. Queríamos jugadores con perfil determinado y eso ha justificado el desembolso económico en algunos casos. Creo que será la plantilla de coste más alto en la historia del Córdoba, con casi un millón y medio en traspasos y un montante de salarios de 5'9, casi seis millones. Hay un plan. Mezclamos todos los elementos para que exista éxito y estoy muy contento. Los resultados van por otro lado, pero no podemos ser injustos y valorar por tres resultados", ha explicado González, quien ha puesto el objetivo en "competir cada partido", agarrandose a la teoría de Cholo Simeone. "Es algo muy ambiguo y populista, pero el objetivo es que nuestra afición esté tremendamente contenta con el equipo y eso no es posible si el equipo va perdiendo. Queremos que la gente vaya a El Arcángel a disfrutar y eso tiene como relación directa que el equipo gane partidos", ha expresado en el programa radiofónico.

Alejandro González se extendió en uno de los aspectos más controvertidos: la fractura entre el cordobesismo y la polémica con distintos colectivos. "Nosotros tenemos que entender que la masa social es muy amplia. Tenemos una masa crítica en torno a las 18.000 personas que van cambiando en función de su situación. Luego hay que ver qué problemas ha habido en unos puntos muy definidos y ver si son solucionables o no porque por un tema personal no tienen ningún tipo de afinidad con la directiva y no quieren solucionarlo", ha manifestado el presidente, que recordó que en su primera intervención ante los medios, el pasado mes de enero, ya indicó su predisposición.

"La primera vez que hablé para la prensa fue en enero y ya dije que estoy abierto a hablar con cualquiera que quiera sumar y colaborar. No tengo tiempo para entrar en guerras con nadie. Por ejemplo, en Incondicionales nos hablan de cuestiones que pasaron hace seis años y yo llevo siete meses. Yo no tengo animadversión contra Incondicionales, ni Minoritarios CCF... Con los veteranos en breve podremos hacer cosas y ya estamos trabajando en un acto que habrá la semana que viene", ha señalado González, que defendió el proyecto de la Grada de Animación porque "es producto de un estudio amplio, basado en la normativa". En este particular surgió la polémica abierta con Incondicionales, uno de los focos de animación del cordobesismo, que se desmarcó en verano de esta iniciativa. "Es algo ridículo tener dos focos de animación en El Arcángel y cada uno en una punta", aseguró González.

"La Grada de Animación es un espacio físico, no va ligado a Brigadas ni a nadie. Está abierto a todos. Yo no tengo nada en contra de Incondicionales, pero sí a favor de la Grada de Animación. Nos lo pidió la Liga y lo estamos haciendo. Si no estás informado puedes pensar que el presidente es un nazi... Yo no quiero la huella dactilar para nada, ni poner un metacrilato que nos cuesta dinero... Eso está soportado por circulares de la Liga y por la Ley", ha explicado el presidente, quien ha insistido en que puede entender el malestar de algunos colectivos. "Yo estoy de acuerdo en que no estés de acuerdo con las normas, pero es que son las que hay. Yo entiendo al que esté en contra de todo eso, pero no pueden echarme a mí la culpa de que la Ley del Deporte me indique eso. Si a mí me dicen que no puedes meter ningún objeto de más de quinientos gramos, pues yo puedo hacer que tú lo metas pero me saltaría la ley. El otro día os veía a vosotros y me imaginaba al San Lorenzo de Almagro, a esas gradas liándola, eso a mí me encanta. Yo permito meter el bombo en la Grada de Animación, que es un espacio acotado y dentro de la ley".

González se dirigió expresamente al grupo Incondicionales, que no está adscrito a la Federación de Peñas del Córdoba CF ni, consiguientemente, al organismo Aficiones Unidas, único reconocido por la Liga de Fútbol Profesional."Ellos tienen que pensar que irse para la Grada de Animación no es una derrota ni una humillación pública. Deben irse allí a animar. Ellos tienen derecho a criticarme. Si ellos se unen en un mismo lugar del estadio, que nos aplaudan cuando lo hacemos bien y nos critiquen cuando lo hacemos mal, que lo hagan. Incondicionales, mientras que cumpla la ley, entrará lo que quiera. Puedes meter lo que quieras en la Grada de Animación", ha manifestado González, quien ha revelado que "con el reglamento de peñas, basado en los del Barcelona y el Eibar, vuestra peña ya no es legal. El único requisito que se os exige es estar reconocidos por Aficiones Unidas". El presidente lanzó un mensaje directo a este colectivo blanquiverde: "No váis a avanzar si esto lo véis como una derrota pública. Técnicamente, creo que no sois oficiales. Queremos extender este periodo voluntario hasta diciembre. Ya hemos convocado tanto a Federación como a Agrupación en días separados, para que no haya problemas, para que todo se regule y vaya por sus cauces. Es más sencillo, que no sea un mangoneo. Esto no es Corea del Norte. Os invito a que lo hagáis".

Etiquetas
stats