¿Qué le queda al Córdoba?

Córdoba-Sporting en El Arcángel | MADERO CUBERO

Las batallas individuales como asidero moral. Al menos, eso. “Iré a Cádiz con todas las de la ley porque aún hay posibilidades matemáticas”, dijo Rafa Navarro, bajo cuyo mando el Córdoba ha sumado un punto de nueve posibles. En lo que va de año, solo ha conseguido ganar una vez. Está a diez puntos de la salvación. “El verde no engaña a nadie”, indicó en la zona mixta de El Arcángel el central Miguel Flaño, que regresó a la alineación para tratar de frenar la sangría de goles que encajan los blanquiverdes. Esta vez le cayeron dos, otra vez con lacito de regalo, para llegar a los 56 en contra. Una barbaridad intolerable en un candidato a permanecer en Segunda. “Forma parte de cada uno de nosotros entender ese tipo de jugadas y de situaciones en el campo, que son difíciles de trabajar porque van dentro de cada uno y de su nivel”, dijo el defensa echando un capote a Rafa Navarro, que lo pasó francamente mal ante el Sporting. Al técnico se le notó afectado. No es para menos. También hubo futbolistas que se marcharon del estadio fuera de sí, como el lateral Fernández.

“Es una pena porque el equipo trabaja mucho, lo intenta pero no se da”, dijo Flaño, quien no puso paños calientes en una situación dramática. “Al final las palabras se las lleva el viento y estamos jodidos porque van pasando las semanas y la situación es la que es, muy delicada”, declaró eljugador, quien admitió que “es un palo que cuesta digerir”, pero “somos profesionales, sentimos esto y por supuesto que nadie se va a entregar, porque el fútbol nunca sabes qué te puede deparar”. Llámenlo milagro. En esa circunstancia paranormal ya pocos confían. “A la afición se le puede decir poco, porque las palabras muchas veces sobran y cansan seguramente porque estarán hartos de escucharlas”.

Este lunes vuelve el plantel a los entrenamientos. Lo hará en la Ciudad Deportiva, en sesión a puerta abierta a partir de las 10:30. Es previsible que antes haya charla de Rafa Navarro, como viene siendo habitual después de los partidos. Después de los últimos acontecimientos, con la nula reacción del equipo después del cuarto técnico del curso, la única esperanza está en la suma de intereses invididuales de los futbolistas. “El que no crea en esto no se pondrá más esta camiseta”, dijo Navarro en la sala de prensa. Habrá que ver si a partir de ahora hay modificaciones en las convocatorias, aunque pocos experimentos quedan ya por hacer con esta formación en permanente construcción.

“Las casualidades en el fútbol no existen. Un partido o dos se te pueden ir porque hay un aspecto circunstancial que a veces influye: el acierto, la fortuna, porque también es un juego... Pero cuando se da con cierta regularidad es porque algo no se hace bien”, dijo Flaño, un futbolista cuya larga trayectoria como profesional le confiere autoridad a la hora de realizar este tipo de juicios. Y esta vez lo realizó con crudeza, a tono con la situación. “Ahí está el nivel de cada uno para hacerle frente y no regalar absolutamente nada”, argumentó para explicar dónde puede haber una salida para este Córdoba en estado crítico. “Hay que ir sacando puntos de donde sea, porque nos estamos jugando la vida y son finales, ya que en cada partido está la diferencia entre mantenerse o no, así de claro”, manifestó ante los periodistas, confesando que existen momentos en los que “no damos la talla”.

Etiquetas
stats