Kiko Padilla, refuerzo bajo palos para el CBM

.

Francisco Padilla Solbes, conocido deportivamente como Kiko Padilla, ya es nuevo jugador del Cajasur Córdoba Balonmano. El portero de 37 años es un clásico del balonmano levantino y llega a la entidad granate para reforzar el arco ante la lesión de Ricardo Amérigo. De hecho, el alicantino estará a las órdenes de Escribano para el duelo de esta jornada en Aranda del Duero. Su incorporación se produce para los partidos que restan este 2019, por lo que su continuidad en 2020 habría de decidirse después.

Padilla es un portero corpulento de 1,85 de estatura y 94 kg, que ha desarrollado toda su carrera deportiva en el balonmano alicantino. Formado en la cantera de Maristas, jugó en el San Juan, Elda, Petrer y Almoradí antes de llegar al Benidorm, con el que conquistó consecutivamente los ascensos a División de Honor Plata y a Asobal en 2012-13 y en la 2013-14. Más tarde ascendió a Plata igualmente con el Agustinos en la 2016-17, jugando las últimas dos temporadas con el cuadro colegial en esta categoría.

En palabras de Jesús Escribano, Padilla es "un jugador del 82 con amplia trayectoria en Plata y en Primera y todo un clásico de los equipos alicantinos. Nos va a echar una mano hasta final de temporada y esperamos que nos aporte toda su experiencia en la categoría y solidez bajo palos". 

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2019 - 12:18 h