Las futbolistas de Reto Iberdrola se unen para pedir soluciones a la categoría

Jugadoras del Córdoba Femenino antes de un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

El fútbol profesional masculino continúa con su curso. Se suceden los entrenamientos, partidos de pretemporada a puerta cerrada aunque sin una fecha clara en el horizonte para el comienzo de la campaña 2020-21. Aunque parezca inverosímil, la Liga Iberdrola debería empezar la semana que viene con los primeros encuentros del curso pero lo cierto es que ninguno de los equipos ha podido disputar ningún amistoso de preparación y, además, el FC Barcelona terminó su temporada hace tres días, con lo que no ha tenido tiempo material de hacer una preparación específica para la liga, exceptuando sus amistosos de entrenamiento para preparar la Champions League. La Reto Iberdrola, donde seguirán compitiendo el Córdoba Femenino y el Pozoalbense, no tiene siquiera calendario y ya se encuentra de la mano de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para exigir un cambio.

La segunda categoría femenina, en este sentido, tiene menos certezas aún que la primera división, si es que esta posee muchas. Para explicar su situación, las jugadoras de Reto Iberdrola han realizado un comunicado conjunto pidiendo un protocolo sanitario eficiente para la vuelta a la competición y, por consiguiente, una vuelta a la competición detallada y precisa en cuanto a fechas. En palabras del propio documento publicado por AFE, “solicitamos que la liga Reto Iberdrola se incluya en el Borrador del Protocolo armonizado de actuación para la vuelta de competiciones oficiales de ámbito estatal no profesional enviado por el CSD (Consejo Superior de Deportes), dentro del anexo 5, Ligas federativas absolutas no profesionales de relevancia”. El fútbol femenino no ha podido disputar amistosos este verano, ya que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) lo prohibía y lo dejaba bajo responsabilidad de cada organismo territorial la celebración de los mismos más sus posibles consecuencias.

Las jugadoras de Reto Iberdrola explican, además, que “tenemos derecho a que se garantice el ejercicio de nuestra profesión y se establezcan las medidas necesarias para desarrollarla con garantía sanitaria”, algo que no se ha podido realizar como se ha detallado anteriormente. “Es estrictamente necesario que esta vuelta a la competición se realice a la mayor brevedad posible y además se establezca fecha cierta del comienzo de la misma”, alega el colectivo de jugadoras, cuyas relaciones laborales, “reguladas por el Real Decreto 1006/1985, nos califica de deportistas profesionales, independientemente de la calificación de la competición como no profesional”. En toda la nube de caos que existe entre RFEF y demás organismos con competencias, se encuentra el fútbol femenino, considerado como profesional por el ente presidido por Luis Rubiales pero que, a efectos prácticos, no es tratado como tal. El refrán “el uno por el otro la casa sin barrer” sería la definición perfecta de la situación.

Etiquetas
stats