Bujalance y el filial del Córdoba Patrimonio ya tienen rivales

Jugadores del Bujalance en un tiempo muerto

Otro mapa que se esclarece en lo que al deporte cordobés se refiere. En este caso, para los principales representantes en el fútbol sala masculino después del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. En efecto, el segundo escalón ahí estará de nuevo situado en la Segunda División B, aunque este curso con novedades, ya que la provincia contará con dos equipos en la categoría de bronce. En efecto, a la presencia del Beconet Bujalance se suma la del filial del propio Córdoba Patrimonio, tras su merecido e histórico ascenso desde Tercera.

En este sentido, ambos equipos competirán la próxima temporada en el Grupo V de la citada Segunda B, aunque con objetivos dispares. Por un lado, para los rojillos, el propósito principal será estar lo más arriba posible e intentar, claro está, luchar por meterse en puestos de play off de ascenso, tras haberse quedado a las puertas durante las dos últimas campañas. Por su parte, el cuadro blanquiverde intentará como meta principal lograr la permanencia.

Así, según ha informado el portal especializado Futsalsur, ambos clubes competirán en ese citado grupo junto a Zambú CFS Pinatar, El Legado ElPozo Murcia, Jumilla FS, Molina Futsal, Puntarrón FS, Melistar FS, Unión África Ceutí, Sporting Almería, Sima Granada, UD Coineña, Jaén B, Mengíbar, Alcalá FS y Xerez.

Sin duda, un grupo de altísimo nivel para los dos planteles cordobeses, con la presencia de equipos con pasado reciente en Segunda División como el filial de ElPozo o el Mengíbar, u otros clásicos y con mucha experiencia ya en la categoría, casos del Pinatar, Melistar o Sima Granada.

Etiquetas
stats