Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Córdoba CF Efemérides
Cuando fuimos los mejores: 53 años del penúltimo ascenso a Primera División

Ascenso del Córdoba CF en 1971

Alejandro Jiménez

0

Tres son las veces que el Córdoba CF ha logrado, a lo largo de su basta historia, un ascenso a Primera División. Lo cierto es que la élite, nacional e internacional, pocas veces ha sido el sitio común de un equipo cuya gran mayoría de temporadas han trascurrido entre Segunda División y el tercer escalón del fútbol español. La época dorada del club, eso sí, se encuadra en la década de los sesenta. Los blanquiverdes lograron tocar la élite por primera vez en 1962, logrando un ascenso brillante dirigido por Roque Olsen, y culminado un 1 de abril de 1962 en el Colombino. Siete años duraría aquella primera incursión por las mieles más extremas del fútbol nacional.

Sin embargo, no muchos recordarán que, en la década de los setenta, hubo otro ascenso blanquiverde a Primera División. Corría la temporada 1970-71, ya con Rafael Campanero en la presidencia del equipo, cuando se volvió a lograr esta gesta. Se venía de haber finalizado la campaña 1969-70, la primera tras el descenso a Segunda, en quinta posición, por lo que la presión y el objetivo estaban claros: volver, cuanto antes, a Primera División. Así, en aquella temporada 1970-71, el Córdoba CF dirigido por José Juncosa, y plagado de jóvenes canteranos, logró la heroica hazaña de retornar a la máxima categoría del fútbol español.

Mignorance, Verdugo, Cruz Carrascosa o Manolín Cuesta eran algunos de los ilustres nombres que completaban aquella plantilla que, a pesar de todo, tuvo un inicio dubitativo. La escuadra blanquiverde cayó derrotada en sus tres primeros encuentros lejos de El Arcángel, ante Langreo (1-0), Pontevedra (2-0) y Ferrol (1-0), aunque el feudo blanquiverde se convirtió en un fortín, con triunfos contra Onteniente, Logroñés y Racing de Santander. Pero había mimbres más que de sobra para confiar en el equipo y, desde que en la jornada diez lograron colarse entre los cuatro primeros -los cuatro ascendían directos-, el equipo prácticamente no salió las posiciones de ascenso a Primera División.

En la jornada 9, con su victoria ante el Villarreal (5-1), la tercera de manera consecutiva, el equipo blanquiverde se aupó hasta el liderato, y aunque lo perdió la semana siguiente al caer derrotado en Oviedo, otro trío de victorias consecutivas le haría recuperar la posición, que mantendría hasta la decimoquinta jornada. Entraría entonces en escena un Real Betis mítico, que sería otro de los equipos que acompañarían a los blanquiverdes a lo largo de la campaña. Durante muchas jornadas, Betis y Córdoba coparían los dos primeros puestos de la clasificación, manteniendo una batalla de tú a tú en la que los hispalenses se mantenían como primeros clasificados.

Ya en la jornada 30, el Córdoba CF acabaría cediendo la segunda plaza al Burgos tras perder en su visita al feudo burgalés. Aquél Córdoba era tremendamente fiable como local, pero tenía más lagunas como visitante. Comenzó entonces un pequeño valle de rendimiento en los blanquiverdes, ya que en el último tercio de competición, tan solo lograron sumar cinco victorias. Aunque eso sí, esos cinco triunfos acabarían resultado claves y fundamentales para el éxito que acabaría llegando para la capital cordobesa apenas unos meses después, el 30 de mayo de 1971.

Hasta entonces, el Córdoba CF estuvo algunas jornadas fuera de los cuatro primeros puestos, acusando esa mala dinámica. En la jornada 32, cayó hasta la quinta plaza, aunque volvió al tercer lugar tan solo una semana después. Sería esta la última ocasión en la que el equipo viese peligrar el ascenso. Tras recuperar la tercera posición en la jornada 33, el Córdoba CF encaminaría su trazado triunfal hasta la Primera División, empatando (1-1) ante Cádiz y Deportivo de la Coruña, e imponiéndose al Mascardó (0-2) a domicilio, dejando todo así para decidirse en El Arcángel, una rara avis en el Córdoba CF.

Precisamente, si algo de especial tiene este ascenso, más allá del meritorio hecho de volver a la élite del fútbol español, fue el lograrlo en El Arcángel. Es, hasta el momento, el único de los nueve ascensos que ha logrado el equipo en su feudo. Todo se decidiría en la penúltima jornada de competición liguera. Los califas se enfrentaban al Hércules, y Manolín Cuesta, a los 45 segundos de juego, sería el encargado de abrir una lata que sentenciaría, en el minuto 41, Rivera. El solitario tanto de Alfonso para los herculinos tan solo valdría para mitigar una fiesta que, cuando el árbitro pitó el final del partido, estalló a lo largo y ancho de toda la ciudad.

El Córdoba CF, un día como hoy, hace 53 años, volvía a ser de Primera División. Sería el penúltimo ascenso a la élite, el tercero en la historia blanquiverde: 1962, 1971 y 2014. Manolín Cuesta acabaría aquella temporada como máximo artillero de la categoría de plata, con 18 goles, y el Córdoba CF lograría el ascenso a base de esfuerzo, confianza en la cantera y ambición de toda la ciudad. La ciudad se volcó en las celebraciones, que tuvieron desde fuegos artificiales hasta recibimiento a los jugadores. Más de 10.000 personas se aglutinaron en La Victoria para vitorear un logro que, desde entonces, tan solo se ha vuelto a saborear en una ocasión más.

Etiquetas
stats