Germán Crespo: "El Cacereño ahora mismo es el rival más directo"

Germán Crespo en el banquillo de El Arcángel

Aún de resaca copera, pero con una nueva final por delante. El Córdoba afronta el que posiblemente sea el partido más importante hasta la fecha en el ámbito liguero, donde se verán las caras con el segundo clasificado, el Club Polideportivo Cacereño. De ganar, los blanquiverdes se irían a diez puntos de ventaja, aún con un partido menos. En caso de derrota, los extremeños recortarían gran parte de la ventaja blanquiverde y se colocarían a cuatro. Pese a la importancia, el técnico Germán Crespo solo quiere seguir pensando en la victoria, ya que vencer supondría tener "una renta importante, aunque no definitiva porque aún quedan muchos partidos. Daría la tranquilidad de poder cometer tres errores, a expensas del encuentro del Mensajero". La mentalidad y la forma de afrontar el partido será la misma, "intentar sumar los tres puntos", ya que sería "muy positivo" para el equipo, pero tampoco supondría que los blanquiverdes pudiesen relajarse, tal y como ha reconocido el entrenador califa en la rueda de prensa. "Pueden pasar muchas cosas y aún quedan más de veinte partidos por delante", ha aseverado.

No puede pasar por alto tampoco el hecho de que el Córdoba viene de disputar un exigente encuentro hace apenas 48 horas. El Ebro llevó al Córdoba al límite, y ahora, de nuevo, los blanquiverdes afrontan un partido importante para el devenir de la temporada. "Estamos compitiendo miércoles y domingo, y eso nos exige mucho", ha reconocido el entrenador del Córdoba, antes de añadir que "ahora viene un rival que está invicto, y que es de los pocos equipos en el fútbol español que aún no conoce la derrota". "Ahora mismo es el rival más directo que tenemos porque es el segundo clasificado, pero intentaremos afrontar el partido con las máximas garantías que nos da la plantilla", ha confirmado Crespo. Poco a poco, el Córdoba va recuperando efectivos, lo que es una "alegría" para el cuerpo técnico. El pasado partido ya se vio a Viedma en convocatoria, y el técnico ha afirmado que "ya puede entrar perfectamente en convocatoria", aunque la poca intensidad de los entrenamientos actualmente, consecuencia de la acumulación de partidos, genera dudas en el cuerpo técnico, que teme otra posible recaída. Sobre la otra baja que ya se puede ver en los entrenamientos, Visus, Crespo también ha reseñado que "para la semana que viene debería de estar al 100%", tras hacer trabajo específico para fortalecer el tobillo lastimado.

Volviendo al encuentro frente al Cacereño, el míster ha destacado sus "transiciones defensa-ataque y la buena velocidad en banda" de la que dispone el cuadro extremeño, que hará del encuentro uno "totalmente diferente" al visto en el último partido. "No tiene tanta referencia arriba como el Ebro, pero tiene dos buenos jugadores en banda, verticales, buenos en el uno contra uno y en la toma de decisiones. Hemos trabajado en eso durante los dos días que tenemos. Puede ser un rival que nos venga bien por la propuesta de juego", ha opinado el míster. De cara al futuro, el nazarí también ha asegurado que espera que haya variantes en los primeros puestos, ya que "hay equipos que vienen desde atrás con posibilidades de llegar y de pelear ese segundo e incluso el primer puesto". El periodo que llega ahora para los equipos es transcendental, ya que la acumulación de minutos y de amonestaciones comienza a hacerse presente en las plantillas, por lo que, tal y como ha declarado el preparador granadino, "el equipo que tenga más fondo de armario será el que pueda pelear" con el Córdoba en la cabeza de la clasificación.

Por otro lado, también ha habido tiempo de saborear el triunfo liguero frente al Ebro y esa clasificación para la final de la Copa RFEF. Sobre el debate surgido estos últimos días en redes sobre si el Córdoba debería celebrar o no el título en caso de ganarlo, Germán Crespo ha sido contundente al respecto. "Por muy menor que sea, es un título", ha precisado, por lo que, pese a que dependerá de cada persona, él sí lo va a celebrar. "Yo sí te digo que lo voy a disfrutar. Al final el Córdoba nunca ha ganado un título, y tampoco podemos pensar en la posibilidad de celebrar una Champions o una Copa del Rey, porque eso está lejos de las posibilidades del club", ha confesado, mostrándose también alegre "por lo que está disfrutando la afición".

Una euforia desmedida sería igual de perjudicial que la ignorancia para la plantilla, que tiene que lidiar con un cambio constante de competiciones y de sentimientos semana tras semana. La carga física parece no pasar factura a los jugadores, gracias al trabajo que está realizando el cuerpo técnico. "Mucha parte de culpa a nivel físico la tiene Álex (Prieto). El trabajo que está haciendo en cuanto a recuperación y demás es importante", ha confesado Crespo. Además, la plantilla se muestra confiada y con ganas de aportar, incluso los jugadores con menos minutos, lo que a la larga supondrá "un calentamiento de cabeza" para el técnico, aunque al nazarí eso le "da la vida". "El que se alegra de todo eso es el cuerpo técnico, por el nivel de competitividad que te da eso", concluyó el míster en la sala de prensa de El Arcángel, antes de también desearle "toda la suerte del mundo" al Córdoba Genuine, que inicia ahora su competición, y que desea que "además de nuestra alegría por llegar a la final, ellos puedan llegar a otra final por el campeonato".

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
12 de noviembre de 2021 - 13:36 h
stats