Quevedo: érase un hombre a una viñeta pegado

Exposición 'El Humor en Quevedo' | ÁLEX GALLEGOS

¿Se imaginan a Francisco de Quevedo en el Siglo de Oro poniendo morritos y haciéndose un selfie? ¿O a Quevedo con gafas 3D? ¿O con un puro y los andares de Groucho Marx? Todas esas facetas desconocidas del ilustre escritor se pueden ver en la exposición El Humor en Quevedo, un repaso por el mejor humor gráfico nacional e internacional con la figura del célebre escritor como protagonista.

Entre esas imágenes creadas por la mente de un ilustrador está también una con un mensaje de total actualidad en esta campaña electoral y es una viñeta con un Quevedo hecho estatua de una plaza cualquiera que dice: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”.

La muestra -que se expone en el Palacio de la Merced hasta el 28 de abril-, está compuesta por una parte de los fondos del museo de humor gráfico de la Fundación Francisco de Quevedo, que cuenta con obras de los mejores humoristas gráficos de prensa que han dedicado sus obras a la faceta satírica del escritor.

Así, el público puede encontrar en la exposición dibujos de Forges, Peridis, Fer, Gallego y Rey, Idígoras y Pachi o Paco Roca, nombres propios de las viñetas, del humor gráfico que cada día ilustra periódicos y revistas en nuestro país.

Además, en esta muestra, se hace un guiño especial a humoristas gráficos de Córdoba y dibujantes cordobeses como Moi, Pepe Farruqo, Almudena Castillejo, Marrugat, Lolo o Sakerinox se incluyen también entre las firmas que muestra su particular visión de Francisco de Quevedo.

Guiño a Córdoba

Ese guiño a Córdoba se asoma también con viñetas que recuerdan el enfrentamiento de Quevedo y Góngora: “Son buena gente, pero siguen igual de picados que cuando estaban abajo”, le dice San Pedro a un ángel mientras, entre nubes en el Cielo, los dos escritores se enzarzan en un pique entre versos.

Guiños que entrelazan imágenes surrealistas –como un Quevedo posando con gorra y dos pistolas al más puro estilo de portada de disco Concept Killer-, con dibujos históricos y expresiones atribuidas al escritor o imágenes conceptuales como el símbolo de una parada de metro con sus icónicas gafas como sustituto del nombre Quevedo.

Porque esas gafas, trazadas siempre como dos perfectos círculos y sin patillas, forman parte de la imagen icónica del escritor. E incluso una de las viñetas se dedica precisamente a ellas, a un Francisco de Quevedo sentado a la mesa de una óptica probándose distintas lentes, hasta dar con las suyas.

Un repaso de humor gráfico sobre un personaje cuya literatura cruzó fronteras y cuya visión desde distintos países también se incluye en esta exposición. Viñetas de autores de México, Inglaterra, Argentina, Perú o Colombia se entremezclan entre los viñetistas que firman sus obras en España, desde Madrid a Melilla, de Vitoria a Málaga o de Cáceres a Valencia.

Etiquetas
stats