Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Concluye la obra del retablo de la calle Lineros

El alcalde con los concejales y personal de Urbanismo y la empresa que ha actuado en el retablo de San Rafael de la calle Lineros.

Redacción Cordópolis

0

El alcalde de Córdoba, José María Bellido; el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, y la delegada de Casco Histórico, María Luisa Gómez Calero, han informado este jueves de la rehabilitación del retablo de San Rafael de la calle Lineros, que ha concluido tras una inversión de unos 35.000 euros.

En declaraciones a los periodistas, el regidor ha advertido de que el retablo estaba “en un estado lamentable, de abandono, suciedad y deterioro”, pero en este mandato “por fin ya está plenamente restaurado”, de manera que ha dado “la enhorabuena a todos los que han intervenido”, porque “no ha sido sencillo”, al tiempo que ha dado las gracias a la propietaria del inmueble en el que se ubica ante “las molestias durante los meses” de intervención.

En este sentido, el primer ha valorado que “ya luce en todo su esplendor, como marcan los cánones de la restauración del patrimonio, tratando de recuperar el estado original que había en el siglo XIX”.

Además, ha señalado que “esto se suma a una serie de actuaciones de recuperación del patrimonio en el casco histórico”, como la Puerta del Puente, el Alcázar de los Reyes Cristianos y la Plaza de la Corredera, con la actuación que comienza el lunes, entre otras, a la vez que ha defendido la labor con el plan de gestión del casco, apuntando que “la ciudad lleva 20 años” sin él.

Por su parte, Fuentes ha subrayado que “se avanza en aspectos muy importante de sitios señeros en el casco histórico”, al tiempo que ha pedido “mucho respeto y colaboración para que este retablo emblemático de la ciudad no sea vandalizado, ni destruido”. Y ha comentado que “queda pendiente la Virgen de Linares, que vendrá a su sitio”.

Igualmente, Gómez Calero ha defendido que “ya era necesario que se hiciera esta intervención para que recuperara la imagen tan espléndida”, tras “un proyecto de investigación” para esta rehabilitación.

Y sobre el plan de gestión del casco, ha dicho que va “conforme al cronograma que estaba establecido” y “ahora se diseña el mapa de agentes, donde se va a organizar la participación ciudadana y de grupos de interés que afectan al casco histórico”, puesto que será “un plan de gestión de todos”, ha remarcado, pendiente de empezar a tener reuniones con asociaciones vecinales, empresariales y distintas administraciones.

Mientras, José León, restaurador y conservador de la empresa Dédalo, ha explicado que “se trata de una obra de 1937, que sustituye una anterior a raíz de los disturbios previos y durante la Guerra Civil y la pintura era del año 1998”, siendo “una intervención muy reciente, pero muy deficitaria en cuanto a las composiciones técnicas de los distintos acabados”, algo que ha dado “una problemática y un estado de conservación bastante grave”, ha puntualizado.

Y ha afirmado que se ha actuado “con técnicas artesanales propias del período constructivo del retablo”, a la vez que “se ha sumado, gracias a los avances técnicos, una medida de conservación preventiva, porque no se trata de solucionar los daños que tenía, sino de evitar que éstos aparezcan en un plazo de tiempo más que suficiente”.

También, Rosa Lara, de la Gerencia de Urbanismo, ha elogiado que se ha recuperado parte de la capa histórica original y se ha sustituido una zona de uralita, a la vez que ha agradecido a todo el equipo técnico “el excelente trabajo” y espera que se pueda “disfrutar del retablo durante mucho tiempo”.

Etiquetas
stats