Lolita Flores es La Colometa de 'La Plaza del Diamante'

Lolita Flores en el cartel de la obra
La artista muestra su fuerza dramática en el Gran Teatro dando voz a un duro monólogo que adapta la novela de Mercè Rodoreda

El Gran Teatro de Córdoba acoge este sábado La plaza del Diamante, la versión escénica de la novela de Mercè Rodoreda, que adopta sobre las tablas la forma de un monólogo. Adaptada y dirigida por Ramón Ollé, la obra está interpretada por Lolita Flores, que da vida a Natalia, La Colometa, una frustrada madre de familia de la Barcelona de posguerra. Rodoreda está considerada una de las escritoras en lengua catalana más influyente de su época y su obra se ha comparado a veces, por su estilo y capacidad descriptiva, con la de Virginia Woolf.

La plaza del Diamante cuenta la historia de esta mujer, una chica huérfana de madre, atrapada en un matrimonio lleno de tristeza y desolación, que se siente perdida: “Lo que a mí me pasaba es que no sabía muy bien por qué estaba en el mundo”, dirá. Esta situación la llevará a sufrir un cambio de identidad, convirtiéndose en La Colometa, la señora de las palomas, que sentada en un parque rememora la esclavitud a la que la ha sometido su marido, sus numerosos problemas familiares, las muertes de seres queridos y situaciones difíciles de la vida cotidiana, el hambre, la miseria y, en muchas ocasiones, la incapacidad de sacar adelante a sus hijos. Durante 75 minutos, sentada en un viejo banco, irá desgranando ante el público el proceso que ha seguido hasta liberarse de los fantasmas del pasado.

El monólogo arranca cuando Natalia conoce a Quimet, su marido, el hombre que la anuló como mujer hasta convertirla en esposa sumisa, entregada a los hijos y que soporta hasta el asco que el hombre instalara un palomar en la vivienda. Y pese a todo, en la misma plaza que despertó a la vida, La Colometa admitirá que aunque ha pasado múltiples penalidades, ha merecido la pena vivir.

Ramón Ollé, conocido hombre de teatro, fundador de la compañía Dagoll-Dagom, parte de la famosa novela, publicada en 1962 y traducida a 27 idiomas, de Mercè Rodoreda –una crónica fiel de la Barcelona de posguerra y de cómo marcó este periodo histórico a sus habitantes– para construir un intenso monólogo interior, costumbrista y desgarrador.

Después de muchos años sin subirse a un escenario como actriz, Lolita Flores asume el reto de sostener en solitario un texto profundamente visual y poético. El resultado busca ser un ejercicio teatral emocionante y una demostración de fuerza dramática, a la vez que de contención.

Etiquetas
stats