‘La calma’ es un torbellino llamado Pastora Soler

Pastora Soler | ÁLEX GALLEGOS

La tempestad siempre precede al sol. El mal tiempo tiene a continuación uno mucho mejor. Más tranquilo al menos, por mucho que un huracán parezca romper la quietud. Bien lo sabe Pastora Soler, que este viernes hizo vibrar como nunca pero igual que en cualquier otra actuación a sus seguidores en Córdoba. Y no fueron pocos, más bien todo lo contrario, los que acudieron a la cita con la sevillana. La cantante regresaba a la ciudad tres años después de suspender su último concierto previsto en la misma, cuando el clima vital no le acompañaba. Fue en La Axerquía donde mostró La calma que le permitió retornar a los escenarios y que recuperaron quienes la escuchan.

En una noche de temperaturas agradables, en pleno Mayo Festivo, Córdoba descubrió una vez más el poderío vocal de la artista. Después de recalar por otros teatros de primer nivel como el Real de Madrid o el Liceu de Barcelona, la sevillana pisó plena de la energía que acostumbra el escenario de La Axerquía. El recinto al aire libre fue una parada más de la gira La calma, que inició a finales del pasado año y que significa la presentación de su último trabajo discográfico, con idéntico título. Desde las 22:00 Pastora Soler derrochó su fuerza con temas nuevos -incluidos en el citado álbum- y otros de su repertorio ya clásico.

Subió al escenario la sevillana para recordar que a los malos momentos les siguen otros buenos. En la segunda fase se encuentra después de que en 2014 anunciara su retirada temporal por "miedo escénico". Un temor que ya quedó atrás, por fortuna, tal y como pudieron comprobar quienes la sintieron de cerca. Soler regaló baladas de corte pop, canciones con un toque más flamenco y otras de mayor ímpetu. En todas mostró su siempre espectacular voz y su desgarradora interpretación la mayor de las veces.

Además, la sevillana hizo hueco para otra artista de envergadura, ésta de la tierra. Porque en La Axerquía le acompañó Vega, una de las cantautoras de mayor riqueza temática y con más versatilidad. Dos artistas como las hay pocas cantaron una junto a la otra Ni una más, tema melódico pero potente musicalmente que está integrado en La calma. Dicha canción está compuesta precisamente por la cordobesa, que ofrece otro ejemplo de su calidad como letrista.

Etiquetas
stats