Barba roja ahora va en moto, en una harley

Imagen de un vídeo de Red Beard
Red Beard actuó en la Sala Submarine presentando su primer disco

Mucha púa de pulgar, mucho slide, banjo, guitarras acústicas, violín y tres sombreros para cuatro en escena. Esta es la carta de presentación de Barba roja. De no saber que son canarios pensaríamos que vienen del otro lado del charco por su correcto acento yanki al cantar. Ausencia de percusiones, salvo las botas de montar golpeando la madera de aglomerado que tuvieron por escenario. Country, folk y algo de rock para la velada del jueves.

La banda comenzó anoche en Córdoba una mini gira peninsular por Cádiz, Sevilla, Málaga y Madrid. Su primer disco Nobody’s Gonna Bring Me Down (traducido como Nadie podrá conmigo) está compuesto por seis canciones, lo que para su cantante Jaime es un problema, le gustan las cosas impares como nos comentó en escena.

Se presentaron con formación incompleta, sin el violoncello de Alba, convirtiéndose en cuarteto. Los cuatro de Las Palmas sentado en todo momento, tocaron todos los temas de su disco y completaron el setlist con 11 más entre versiones y algún canción aún por editar.

Versiones como Harlem river blues, I dont care,ain´t no grave

o Folsom prison de Jonny Cash que no podia faltar. Red beard, Barba roja, nos cuenta historias y les pone música para, a veces, encogerte el corazón como si fuera último episodio de Breaking Bad. Historias que te transportan a algún lugar lejano, a suelos de madera en un porche al atardecer, a guitarras Epiphone y a bandas sonoras de películas. Tan solo faltaban una piara de Harleys a la puerta y Clint Eastwood en sus mejores momentos.

En directo ningún amplificador, guitarras y bajo eléctrico conectadas en línea. Escasos efectos

Temas sin percusión que se construyen con una línea de bajo al más puro estilo country, más presente en el concierto que en el disco. Aires de Woody Guthrie, Johnny Cahs, Jimmie Rodgers con un poso de Ennio Morricone, aderezado con rollo blusero a lo Muddy Waters.

Una vez más escasa entrada para la música en directo, para escuchar estos sonidos americanos, estos sonidos sureños interpretados con magnifica voz.

Por cierto, una vez visto en escena descubrí el porqué del nombre del grupo y nada tenía que ver con The Phantom Band y el pseudónimo de su cantante. Simplemente Jaime maneja una poblada y alargada barba de color... ¿rojizo?

Etiquetas
stats