El artista José María Báez sale en defensa de Bernier y acusa a la diputada de Cultura de “intrusismo”

El artista José María Báez | MADERO CUBERO

El artista y comisario artístico José María Báez ha salido en defensa del ya exgerente de la Fundación Botí Juan Antonio Bernier, acusando a la diputada provincial de Cultura Marisa Ruiz de “instrusismo” e “interferencias” en la gestión de esta institución.

A través de una carta remitida a los medios de comunicación y que este martes circuló ampliamante por grupos de difusión de WhatsApp, Báez considera que “sólo las iniciales actividades” de la autoría de Bernier “(como las exposiciones de Miki Leal, Equipo 57, Geométrico Trip South...) pudieron desenvolverse con cierta normalidad, aunque no exentas de intrusismos e interferencias por parte de la diputada de Cultura que, con su pertinaz egocentrismo, ha sido incapaz de diferenciar los límites entre representación y gestión”.

“No hablo de oídas”, llega a concretar. Así, Báez se refiere a “la exposición que celebré, junto a Fernando Clemente, José Miguel Pereñíguez y Fernando M. Romero en el Centro Botí de la plaza Judá Leví” y que “tuvo una demora de nueve meses porque la diputada, por su propia voluntad y sin tener en cuenta los compromisos asumidos por la propia Fundación y sus filtros técnicos y administrativos, decidió celebrar una exposición sobre flamenco en las fechas asignadas a la nuestra”. “Ante la unilateral y arbitraria decisión (y el trastorno económico que le supuso a Fernando M. Romero, que tenía que realizar una intervención personal en el patio y contaba con esos honorarios para abonar su máster en Londres) sopesé interponer una demanda judicial para que la diputada entendiera que la política consiste en administrar los bienes y asegurar los servicios, algo muy diferente a su institucional apropiación”, expone. Así, Báez sale en defensa de Bernier de quien valora su “ecuanimidad” y “su inquebrantable talante dialogante” ya que “logró convencerme de que desistiera de mi decisión y nos aviniéramos a celebrar la exposición más adelante”.

Además, agrega que “durante la itinerancia de nuestra exposición en Roma se planteó celebrar allí la presentación de la antología italiana de Pablo García Baena, financiada por la Diputación de Córdoba (a la que le correspondieron doscientos ejemplares de la edición). Se contaba con la presencia de la profesora Pittarello y la posibilidad del desplazamiento del editor desde Florencia. El departamento de español de la Universidad de La Sapienza mostró su interés en acoger el acto pero, para sorpresa de todos, la diputada desdeñó la ocasión al considerar no digno el lugar”. “Conviene recordar que esa antología no ha contado con presentación pública alguna que le diera cobertura, ni en Italia ni en España, a pesar de que el propio Pablo diseñara poco antes de morir el formato del acto de la presentación en Córdoba”, lamenta Báez.

“Podemos e Izquierda Unida deberían ser más cuidadosos con los comportamientos extemporáneos de sus políticos. E igualmente el PSOE, cómplice en la necia y burda maniobra del cese de Bernier”, asegura el comisario artístico, que lamenta la decisión de su cese.

Etiquetas
stats