El voluntario de Cruz Roja es joven, estudiante y mujer

Tres voluntarias de Cruz Roja atienden una familia en un asentamiento
De las casi 3.600 personas que regalan parte de su tiempo a la entidad en la provincia, 1.548 son menores de 30 años

La juventud cordobesa es comprometida y solidaria. O al menos esa conclusión se puede extraer de las cifras de adhesiones que maneja Cruz Roja en Córdoba, según las cuales 1.548 de las casi 3.600 personas (esto es, un 43 por ciento) que regalan parte de su tiempo como voluntarias a la institución humanitaria son menores de 30 años, señala una nota de prensa.

Por ello, Cruz Roja quiere aprovechar la conmemoración este miércoles 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud para resaltar esa actitud altruista, que solo en lo que va de año ha llevado a otras 145 personas nacidas a partir de 1985 a incorporarse como voluntarias de la entidad en la capital o en alguna de las otras once asambleas que tiene repartidas por la provincia.

El perfil mayoritario del voluntariado joven es una mujer, estudiante, que cursa estudios superiores o de grado, participa en más de un proyecto y tiene una permanencia en la organización superior a cuatro años.

Del total de jóvenes que ofrecen parte de su tiempo a Cruz Roja en Córdoba, un 63% son mujeres y un 37% son hombres, con una edad media de 24 años.

Las motivaciones para realizar voluntariado por parte de la población juvenil son diversas, pero mayoritariamente manifiestan querer hacer algo para mejorar su entorno y prefieren participar en actividades con los colectivos de infancia y juventud.

Precisamente por ello, buena parte (al menos un tercio) de los 1.548 menores de 30 años que participan en la institución humanitaria lo hacen dentro de Cruz Roja Juventud (CRJ), sección juvenil de Cruz Roja con más de 40 años de trayectoria.

Por medio de sus seis áreas de acción, los miembros de CRJ realizan actividades que intentan promover el cambio social desde la infancia y la adolescencia, en busca de una sociedad plural, tolerante, solidaria y respetuosa.

Las actividades más interesantes para el voluntariado joven son la prevención del consumo de drogas, la promoción del éxito escolar o la intervención con la infancia en situación de riesgo, ya sea infancia hospitalizada o niños y niñas que participan en las actividades de verano, como los campamentos y actividades de ocio y tiempo libre.

Ana Belén Losada, responsable provincial de Voluntariado de Cruz Roja, explica así lo que implica dar ese paso para la población joven: “Muchas personas jóvenes vienen a tener una experiencia solidaria, a probar el voluntariado. Cuando sientes que puedes ayudar a mejorar la vida de las personas que están pasando un mal momento, es cuando decides quedarte. Al final siempre decimos que el voluntariado te da mucho más de lo que aportas.”

Etiquetas
stats