Vecinos de la Axerquía piden presencia policial para controlar las despedidas de soltero

Agentes de la Policía Local en Córdoba | MADERO CUBERO

La Asociación Vecinal La Axerquía inicia este miércoles una recogida de firmas entre los residentes para pedir, entre otras cosas, presencia policial para controlar las despedidas de soltero. En el escrito que se puede rubricar se critica “la falta de voluntad política, a nivel general, de proteger los intereses ciudadanos respecto a los derechos al descanso y a una convivencia vecinal saludable”. Los vecinos alertan, asimismo, del “decreto que próximamente puede aprobar la Junta sobre ”la ampliación de horarios de cierre de los locales de restauración y ocio“ y que según la asociación, ”será la puntilla definitiva que acabe con la expulsión del vecindario del Centro Histórico y que la convivencia sea imposible“.

Los vecinos tachan la sucesión de despedidas de soltero como “un desmadre ante el cual no se actúa”. En su escrito, “afirman que existe vía libre para que grupos incontrolados campen a sus anchas megáfonos en mano, vomitando y miccionando en los portales a cualquier hora del día, de la noche o la madrugada. Intimidaciones al vecindario, destrozos y peleas. Ese es el ”día a día“ que afirman vivir y por ello, se preguntan: ”¿Por qué no se sigue el ejemplo de actuación de otras ciudades, como Granada, donde patrullas policiales hacen cumplir la normativa sobre contaminación acústica, ocupación de la vía pública?“.

Para la asociación, “el eje San Fernado y aledaños, Cruz del Rastro y Paseo de la Ribera y Ronda de Isasa, con ínfima iluminación y falta de poda, se ha convertido en lugares del continuo tránsito del ocio nocturno”. Su relato prosigue: “Cuando cierra el buque insignia y principal discoteca de la zona, la ebriedad, el incesante trasiego de grupos y el comportamiento incívico y el incumplimiento de cualquier normativa, hacen gala para que, a las cuatro o cinco de la madrugada los vecinos y vecinas no puedan descansar”. A todo esto se le suma, insisten, “los ruidos de la limpieza de basuras, los golpetazos de las papeleras metálicas, recogidas de contenedores de cristal que se pueden hacer en otro momento”.

Para acabar, los vecinos añaden que “la sobreexposición al ruido que padecemos el vecindario, la masificación turística, el turismo de borrachera, procesiones todo el año, los problemas de movilidad, ocupación del espacio público por veladores ilegales, falta de aparcamientos en la zona que provoca idas y venidas de coches buscando añadiendo así mayor contaminación, etc., hace urgente acometer desde el Ayuntamiento, como garante de los derechos ciudadanos, una Mesa de Negociación participada donde ordenar las diferentes problemáticas”.

Por todo ello, anuncian que “se va a presentar solicitud de reunión con los responsables de las diferentes áreas municipales implicadas, de cara a la aplicación, cuanto antes, de medidas para parar los despropósitos que padecemos”. Y se despiden con una advertencia: “Esperamos ser escuchados y no tener que ir tomando medidas más contundentes”.

Etiquetas
stats