CASO INFRAESTRUCTURAS

La Fiscalía pidió un expediente de Alumbrado de Villarrubia de 2012 que el Ayuntamiento no encuentra

Ciudad de la Justicia

La documentación que solicitó la Fiscalía de Córdoba al Ayuntamiento de Córdoba sobre un contrato de alumbrado en Villarrubia en el año 2012, en el marco del caso Infraestructuras, sigue sin aparecer. Se trata, según las diligencias previas del Ministerio Fiscal, de documentación que podría acreditar una de las prácticas ilícitas que investiga la acusación pública: el presunto trato de favor del jefe de Alumbrado Público del Ayuntamiento de Córdoba -el principal investigado- hacia unas empresa concretas.

Un testigo dice que el jefe de Alumbrado pidió a una empresa que redactara el pliego que después le adjudicó

Un testigo dice que el jefe de Alumbrado pidió a una empresa que redactara el pliego que después le adjudicó

El meollo de esta cuestión está en los contratos de instalación de los cuadros de mando que la Delegación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba hizo entre 2012 y 2020 en sus obras de alumbrado público. Es decir, la investigación de esta parte arrancaría en el mandato de José Antonio Nieto (en la actualidad, consejero de Justicia de la Junta), en el que el actual alcalde de Córdoba, José María Bellido, era concejal delegado de Gestión y Contratación Pública.

Así, las diligencias de Fiscalía recogen los testimonios de varios testigos, que señalan que el principal investigado, el jefe de Alumbrado Público, se reunió varias veces en el año 2012 con el representante de una de las empresas investigadas para ver “los cuadros de mando de telegestión” que ésta desarrollaba.

Según las declaraciones prestadas, el Ayuntamiento hizo presuntamente “una prueba con un cuadro de alumbrado en Villarrubia” usando el sistema de la citada empresa. De esta presunta prueba, no hay rastro alguno en Capitulares. “Con los datos que aportó Fiscalía para estos expedientes, por el momento no se han encontrado”, han señalado fuentes municipales este miércoles.

Los cuadros de mando que se usaron a partir de 2016

Lo cierto es que el escrito de Fiscalía no ofrece el número de expediente, como sí hace con otros de los contratos investigados. La cuestión no es baladí, en tanto a que es el más antiguo de los contratos que se investigan y, por tanto, podría ser el inicio de la presunta trama en la que, para la Fiscalía, hay indicios de tráfico de influencias y prevaricación.

Las diligencias del Ministerio Fiscal establecen que aquellos cuadros de mando que presuntamente se probaron en Villarrubia usaban un sistema que, a partir del año 2016 fue el que se utilizó en los cuadros de mando que se instalaban por parte de la Delegación de Infraestructuras.

De este modo, quien se beneficiaba era supuestamente la compañía con la que se reunió el principal investigado en 2012, ya que “las empresas adjudicatarias de las distintas obras debían acudir a esta mercantil para adquirir los cuadros de mando”, dice textualmente el escrito del Ministerio Público.

Ante las sospechas de esto pudiera ocurrir, la Fiscalía solicitó toda la documentación relativa a contratos y facturas, así como la relación de cuadros de mando instalados, incluido el de la presunta prueba que se hizo en Villarrubia. Varios meses después, sigue sin aparecer

El contrato que sí llegó al Pleno

El alcalde ya llegó a hablar de estos hechos en el Pleno del Ayuntamiento del pasado mes de mayo. Sobre la documentación requerida por la Fiscalía al Ayuntamiento, Bellido precisó entonces que se habían remitido “absolutamente todos en tiempo y forma”. “Son una serie de contratos de 2016 a 2020 y otra serie de actuaciones. Y hay una petición de un contrato que nadie ha encontrado, hemos pedimos más detalle, de un expediente de alumbrado de Villarrubia que se ha buscado en Infraestructuras, en Gestión... y con esos términos no aparece. Así se le ha comunicado a la Fiscalía, si remite la petición con más detalles (y se encuentra el expediente), se le remitirá”, manifestó entonces.

Dos meses después, en el Pleno Ordinario del mes de julio, fue el propio David Dorado el que, con las diligencias abiertas de Fiscalía en la mano (que partían de una denuncia suya), interpeló directamente al alcalde pidiéndole responsabilidades.

“¿Va a aplicarse a sí mismo el alcalde el miso rasero que tuvo al decretar mi cese?”, preguntó aquel día Dorado. Bellido respondió entonces al portavoz de Ciudadanos que, si bien él era en 2012 delegado de Contratación, “delegué la presidencia en el director general de aquella época”.

Etiquetas
stats