El SUP pide en manifestación el cese del jefe de la Comisaría de Lucena

.
Los agentes han protestado esta mañana frente al departamento policial y ante el Ayuntamiento de la ciudad

Un nutrido grupo de agentes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) han protagonizado esta mañana una protesta insólita. A las puertas de la Comisaría conjunta de la Policía Nacional de Lucena-Cabra (pero en la ciudad lucentina) los policías han pedido el cese del jefe de este departamento.

Los policías reivindican “un cambio” en la Jefatura de esta comisaría, “ya que hay mucha desmotivación entre los policías de la misma”. En una nota, el SUP explica que “parece que el responsable” de dicha comisaría “es incapaz de motivar al personal que está a su cargo, viéndose un aumento considerable de robos con fuerza en la zona que están generando mucha inseguridad entre la ciudadanía, pese a tener esta comisaría local el mayor número de agentes de la última década”. Asimismo, la organización sindical advierte que “el origen de este aumento delincuencial está en la mala planificación que hace el responsable de la misma”, entre otras cuestiones, según el SUP.

Hace dos semanas, la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Córdoba abrió una investigación contra el jefe de la Comisaría conjunta Lucena-Cabra. El Ministerio fiscal ha tomado esta decisión tras estudiar la denuncia que el pasado 22 de enero presentaron los representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en el nombre de otros 13 compañeros que solicitaban que se investigase si este mando había podido cometer delitos de coacciones y amenazas.

En concreto y según la denuncia, las presiones hacia los policías habrían perseguido el objetivo de aumentar el número de identificaciones y detenciones en Lucena y Cabra para engordar las estadísticas. Esas identificaciones, actas de aprehensión y detenciones serían “indiscriminadas”, según el secretario provincial del SUP, Eduardo Mohedano. Según los policías denunciantes, las amenazas y coacciones consisten en “amenazas” de traslados a otros destinos, degradaciones o modificaciones aleatorias en sus turnos de trabajo.

El SUP contaba con 15 agentes para presentar la denuncia pero al final han sido 13 los firmantes porque los otros dos policías que se iban a sumar finalmente no lo han hecho al estar en turno de trabajo y no poder firmar el escrito. Los responsables provinciales y regionales del SUP se reunieron con el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Córdoba, José Antonio Martín Caro, el día en que presentaron el escrito en la Audiencia Provincial.

Los agentes del SUP consideran que “hay sentencias del Tribunal Supremo que condenan las identificaciones indiscriminadas, que lo único que buscan es engordar una estadística policial que trae consigo una molestia constante a los ciudadanos y una lesión a los derechos civiles de los ciudadanos, cuando la función de la Policía es estar más cerca de la ciudadanía y no alejarse cada vez más de ella con estas actuaciones”.

Etiquetas
stats