¿Sueñan los burros con jugar al tenis de mesa?

.
El subcampeón del Open de Chequia, el prieguense Carlos Machado, acude a la reserva de Adebo en Rute para protagonizar una curiosa exhibición ante los equinos

En Blade Runner, Philip Dick se preguntaba si soñaban los androides con ovejas eléctricas. En la Casa del Burro de Rute, su presidente, Pascual Rovira, también se pregunta si sus burros sueñan con jugar al tenis de mesa. Ayer por la mañana, el subcampeón del Open de Chequia de este deporte, Carlos Machado, se pasó por la Casa del Burro de Rute para echar un partidito rodeado de los equinos de la Casa del Burro. Muy apretado entre los animales, Machado peloteó durante un buen rato donde, más que otra cosa, lo que hizo fue reivindicar este espacio de protección animal que tanta difusión tiene en Rute.

El palista Machado, vecino de Priego de Córdoba, llegó a apadrinar a una burrita, a la que le puso el curioso nombre de Pimponera. También fue nombrado arriero de honor de la Casa del Burro de Rute, uniéndose a la ilustre ristra de nombres que han pasado por las instalaciones de Pascual Rovira, como Camilo José Cela, la duquesa de Alba o la Reina Sofía, entre otros.

Rovira volvió a aprovechar el acto para reivindicar la protección de la especie del burro peninsular, en peligro de extinción, y también de su paraíso equino, que ha sufrido el peligro de cierre debido a la crisis económica, que también se ha cebado con este idílico paraje.

Etiquetas
stats