Los siete radares fijos de Córdoba sumaron casi 16.000 sanciones el año pasado

Las carreteras cordobesas tienen siete radares fijos repartidos por toda la provincia. El diputado socialista por Córdoba Antonio Hurtado ha preguntado al Gobierno de España por su distribución y la evolución del número de multas que han impuesto en los últimos años. La respuesta indica que el año pasado los radares fijos pusieron algo menos de 16.000 sanciones, unas cifras muy similares a las de 2020 (el año de la pandemia y de las restricciones de movilidad), pero que suponen la mitad aproximadamente de las de 2019, cuando se superaron las 30.000 multas, según esta estadística.

En Córdoba, el radar que más sanciones impuso durante el año pasado es el de la Autovía de Málaga (A-45) a la altura de Lucena. Este cinemómetro superó las 6.000 sanciones anuales. Es decir, de media, una quincena de conductores fueron cazados en la autovía superando los límites de velocidad. El siguiente radar en sanciones tiene la mitad de multas. Se trata del ubicado en la carretera N-432 a la altura del kilómetro 219, a la altura del término municipal de Espiel. Este cinemómetro impuso un total de 3.000 sanciones.

Curiosamente, la sucesión de radares, en ambos sentidos, que hay localizados en la Cuesta del Espino, en la Autovía del Sur (A-4), no están incluidos como los más sancionadores de 2021. Uno de ellos, a la altura del kilómetro 410, de hecho consta como desactivado. El del kilómetro 417 sí que tiene casi 3.000 sanciones al año, según consta en el listado. En números similares se mueve el radar de la carretera A-339, que une Cabra con Priego.

Por otra parte, el radar en activo que menos multa se localiza en la carretera N-502, la que une la N-432 con la comarca de Los Pedroches. También la información señala que existe otro radar desactivado, en la N-432 a la altura del kilómetro 310, ya en la comarca del Guadajoz.

Etiquetas
stats