Sentido en Córdoba un nuevo terremoto en Granada

Localización del terremoto según un mapa provisional del IGN.

La provincia de Granada ha sufrido en la noche de este jueves un nuevo movimiento sísmico --en esta ocasión, atendiendo a los datos facilitados por el Instituto Geográfico Nacional, de 4,2 grados-- que se ha podido sentir en diferentes puntos de la provincia de Granada y también en la provincia de Córdoba, según han reportado diferentes usuarios y confirman fuentes del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

De hecho, han sido muchos los avisos de personas que, a través de las redes sociales, aseguran haber sentido también en las provincias de Granada y Sevilla este terremoto, producido a las 23:25 con epicentro al nordeste de la localidad granadina de Chimeneas. La profundidad del epicentro de este seísmo ha sido de cinco kilómetros.

Dos minutos después ha tenido lugar una réplica con epicentro al suroeste de Santa Fe, con una magnitud de 3,1 y una profundidad de diez kilómetros.

En la provincia, el seísmo ha sido sentido en Castro del Río, Baena, Priego de Córdoba y Córdoba capital con una intensidad de II y III, según la información del Instituto Geográfico Nacional.

Como consecuencia de los dos temblores, el 112 ha atendido más de 90 llamadas de particulares que los han sentido, sin que ninguno de ellos haya reportado daños personales. El teléfono único de emergencias ha gestionado avisos desde distintas provincias andaluzas. Así, a los municipios de Granada se han sumado avisos desde varias localidades de Córdoba, Málaga, Jaén y Sevilla.

Recomendaciones a la población en caso de terremotos

Ante un seísmo, desde Emergencias 112 Andalucía se recuerda que lo fundamental, aunque resulte difícil, es mantener la calma y cortar cualquier situación de pánico, bulo, rumor o información exagerada.

Durante el terremoto, lo más adecuado es permanecer en el lugar donde uno se encuentra, tanto si se está dentro de un edificio o en la calle, ya que al entrar y salir de los edificios pueden ocurrir accidentes.

Dentro de un inmueble es necesario buscar estructuras fuertes donde cobijarse, como por ejemplo una mesa o una cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, una pared maestra o en un rincón. Tras la sacudida, se recomienda salir ordenada y paulatinamente de los edificios a través de las escaleras y, bajo ningún concepto, usar el ascensor para la evacuación.

En el caso de encontrarse en el exterior, se aconseja alejarse de cables eléctricos, cornisas, cristales y demás elementos que puedan sufrir roturas o desprendimientos a causa del movimiento.

Si el terremoto sorprenda a los ciudadanos en mitad de un viaje en el interior de un vehículo, es necesario pararlo de inmediato donde permita el tráfico y permanecer dentro del mismo hasta que finalice el temblor.

Se debe comprobar que no hay heridos, examinar a los que están alrededor y no olvidar que los heridos graves no deben moverse, a no ser que se tenga conocimiento de cómo hacerlo o en caso de empeoramiento grave o peligro inminente (fuegos, derrumbamientos, etc....).

Hay que comprobar el estado de las conducciones de gas, agua y electricidad, visualmente y por el olor, sin poner a funcionar nada.

Después de una sacudida violenta se debe salir ordenadamente y paulatinamente del edificio que se ocupe. No usar el teléfono a menos que sea para situaciones de urgencia, conectar la radio y seguir las indicaciones de las autoridades u organismos intervinientes a través de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales (por ejemplo: @E112Andalucia / Facebook 112 Andalucía / @IGNSpain).

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2021 - 23:51 h
stats