La pandemia entra en una nueva meseta en Córdoba

Unidad de Covid en el Hospital Reina Sofía de Córdoba

La pandemia de Covid 19 ha entrado en una nueva fase de meseta en la provincia de Córdoba, según los indicadores que maneja el Ministerio de Sanidad. Por un lado, los análisis de las aguas residuales de la depuradora de La Golondrina detectan una estabilidad de trazas de rastros de Covid 19 y por otro se mantienen los niveles de alerta en el semáforo que el Ministerio actualiza semana a semana.

Según los datos del Ministerio de Transición Ecológica, en las aguas residuales de Córdoba se ha detectado un leve incremento de trazas de coronavirus. Todas corresponden a la variante ómicron BA.2. Y coincide con lo que ha ocurrido esta semana en los centros de salud.

Así, se ha detectado un leve incremento también de positivos, aunque poco a poco la situación hospitalaria mejora, según los datos que la Consejería de Salud envía todas las semanas al Ministerio de Sanidad. No obstante, como la incidencia entre los mayores de 60 años sigue siendo alta, Sanidad ha decidido mantener otra semana más a Córdoba en el nivel de alerta 1.

De esta manera, según el Ministerio de Sanidad, en la provincia de Córdoba la incidencia entre los mayores de 60 años se va a los 580 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas, unos 100 puntos más que la semana anterior.

Donde la situación es estable e incluso mejora es en los hospitales. Este viernes, la Junta de Andalucía informó de que en la provincia de Córdoba había 54 personas ingresadas con coronavirus, de las que cuatro estaban en la UCI. Eso supone que el 3,46% de las camas convencionales de los hospitales cordobeses están ocupadas por pacientes con coronavirus. El 2,52% de las UCI tienen a enfermos con Covid 19.

Etiquetas
stats