El mes y medio de mascarilla obligatoria en exteriores acaba con casi 49.000 positivos en Córdoba

Personas con mascarilla en el centro de Córdoba

La obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios exteriores, siempre que no haya aglomeraciones, finaliza este jueves 10 de febrero. La medida se reinstauró el día de la pasada Nochebuena, de cara a las fiestas y celebraciones navideñas, ante la explosión de contagios de la sexta ola de Covid que ya se estaba produciendo. Desde entonces hasta el fin de su obligatoriedad ahora, los casos de coronavirus contabilizados en la provincia de Córdoba han ascendido hasta casi 49.000 casos.

La decisión de finalizar la obligación de llevar mascarilla en exteriores se debatió en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el lunes y la aprobó el Consejo de Ministros este martes, fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el miércoles y este jueves entra en vigor. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, sostuvo que ha sido una “medida de prudencia durante el tiempo estrictamente necesario hasta que los indicadores aconsejaran una medida distinta”. 

La estadística muestra que la explosión de casos de la sexta ola, aupada por las reuniones prenavideñas y de las propias fiestas, ha disparado, no obstante, los casos de contagios en este mes y medio. En la provincia de Córdoba, desde el 24 de diciembre pasado a este 9 de febrero se han sumado, en concreto, 48.898 casos positivos de coronavirus.

Ómicron suma cinco veces más contagios que en el mes y medio anterior

En el mismo tiempo, en el mes y medio anterior al inicio de la obligatoriedad de llevar mascarilla en exteriores -del 10 de noviembre al 24 de diciembre-, se sumaron 9.981 casos. Una cifra que se ha multiplicado por 5 en el periodo de uso del cubrebocas en la calle, en plena sexta ola de contagios, con los casos mutiplicándose especialmente en ese tiempo de las fiestas navideñas.

Así, el impacto real del uso de la mascarilla en exteriores en este tiempo no se ha medido con exactitud, si bien las autoridades sanitarias han mantenido su uso como freno a la explosión de contagios de la variante Ómicron que se estaba produciendo en la sexta ola, iniciada antes del uso obligatorio del cubrebocas en la calle.

A partir de ahora, desde este jueves 10 de febrero, la mascarilla en exteriores solo será obligatoria en eventos multitudinarios que tienen lugar en espacios al aire libre cuando los asistentes estén de pie o, si están sentados, cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros entre personas o grupos de convivientes, según recoge el BOE.

También sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla en los medios de transporte público, especificándose que esto incluye andenes y estaciones de viajeros y teleféricos. Además, esta medida de control no farmacológico también se mantiene en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.

Si bien el uso de la mascarilla ha sido una medida clave de control del Covid19, el citado decreto recoge que la evidencia disponible sobre la transmisión del virus en los diferentes ámbitos indica que su uso tiene un impacto mayor en espacios interiores en los que se reúnen personas que no conviven habitualmente y en grandes aglomeraciones en los que no pueden mantener distancias de seguridad y se establecen interacciones con múltiples personas.

Cuadro clínico meno grave

Por otro lado, también apuntan que las variantes actualmente en circulación del SARS-CoV-2 parecen producir un cuadro clínico menos grave según los estudios disponibles y esto contribuye a modificar la valoración de la situación epidémica del COVID-19, pese a las altas incidencias observadas entre los pasados meses de diciembre y enero.

Las mascarillas en exteriores han permitido suavizar otras con impacto socioeconómico mayor y mantener una mayor interacción social, según recoge el decreto, que pone en valor que las recomendaciones de uso y obligatoriedad se han ido adaptando al conocimiento de la enfermedad y, sobre todo, a la evolución de la epidemia y las necesidades de control de la transmisión.

Etiquetas
stats