Juan Marín lamenta las críticas al Plan de Refuerzo de Atención Primaria: “Seguimos en pandemia”

Juan Marín en Córdoba

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha señalado este martes, ante las críticas de los sindicatos y partidos de la oposición al Plan de Refuerzo de la Atención Primaria aprobado por el Gobierno andaluz de PP y Cs, que “parece que a algunos se les olvida que seguimos en una pandemia”, la del coronavirus Covid-19.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar en Córdoba un nuevo instituto, Marín ha dicho que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ya explicó que el objetivo del citado plan es que “se pueda recuperar la normalidad en Atención Primaria, pero no solo en los más de 1.500 centros de Atención Primaria que hay en nuestra comunidad autónoma”, sino que además implica “un refuerzo también de personal, en este caso con médicos, y permitiendo la posibilidad, igual que se hizo con Justicia, de que puedan ampliar sus horarios”.

Ello será con “horas extra, con trabajo por las tardes, o incorporándose también en determinados momentos a sus consultas y, por ello, pues evidentemente recibir una remuneración extraordinaria, y creo que esto es lo más normal del mundo, no creo que esto suponga ningún problema si, evidentemente, lo que se persigue es intentar que los usuarios”, en “un espacio corto de tiempo, vuelvan a la normalidad”, en cuanto a la atención que reciben en los centros de salud.

Sin embargo, según ha lamentado, “parece ser que a algunos se le olvida que seguimos en una pandemia”, que llevan a mantener diversas medidas restrictivas, como el llamado pasaporte Covid, pues “ayer murieron 53 andaluces más por Covid”, porque “seguimos en pandemia”, como lo demuestra que “tenemos más de 2.000 personas ingresadas en los centros hospitalarios, y tenemos mucha gente en las UCI, y de momento, que yo sepa, hay que seguir manteniendo esa prudencia y sobre todo esa asistencia sanitaria a muchísimas personas que lo necesitan”.

En este contexto, según ha argumentado Marín, “la Atención Primaria, no ya en Andalucía, sino en el conjunto de España y en muchos países de la Unión Europea (UE), está saturada, precisamente porque tenemos una pandemia”, algo “que deberían de tener en cuenta, no solo las organizaciones sindicales, sino el conjunto de los ciudadanos, de las administraciones, instituciones y partidos políticos a la hora de hacer valoraciones sobre esta cuestión”.

Por eso, “tengamos en cuenta que se hace un esfuerzo, una vez más, durante dos meses más, y que supone una inversión de 14.600.000 euros más”, que se suman a los que “ya se han puesto a disposición de la Consejería de Salud”, contando para ello con “el mayor presupuesto de la historia que ha tenido esta comunidad autónoma, con más de 13.000 millones de euros destinados a afrontar una pandemia, pero, sobre todo, para intentar mantener los servicios básicos para el conjunto de los ciudadanos”.

En cambio, según ha criticado, “lo que no va es la dirección de querer ayudar a la sanidad pública es tumbar los presupuestos de la Junta Andalucía, con 1.200 millones de euros más para poder contratar a más personal sanitario, y eso es lo que ha hecho la pinza de Vox, de Unidas Podemos y del PSOE, que son, precisamente, los que critican estas medidas de refuerzo”.

En consecuencia, Marín le ha pedido “coherencia” y, “sobre todo, mucha prudencia y seriedad cuando hablemos de una situación que se sigue llevando vidas por delante”, pues “más de 12.000 andaluces han perdido la vida por el Covid y no se puede jugar con eso, no se puede hacer de la sanidad una batalla ideológica, como están haciendo Vox, Unidas Podemos y el PSOE, que se equivocan, pero bueno, allá cada uno con sus actos”.

En contraste y a juicio de Marín, el Gobierno andaluz, del que forma parte, “está siendo muy responsable con el momento en el que nos encontramos, y creo que al menos la inmensa mayoría de los andaluces, y eso lo dicen todos los sondeos de opinión, todas las encuestas y todos los estudios sociológicos”, consideran que “la sanidad no es un problema, pero parece que sí lo es para algunos partidos políticos”.

Según ha concluido, el problema para algunos partidos políticos de la oposición “es que Andalucía siga creciendo, liderando el empleo en este país y que seamos capaces de seguir haciendo las cosas como se están haciendo, y para acabar con ello” utilizan “la sanidad como una trinchera ideológica, para tumbar, no ya a un gobierno, sino para tumbar el crecimiento económico y el desarrollo de una comunidad autónoma como Andalucía, que es el motor económico de España”.

Etiquetas
stats