Los impagos de una constructora dejan varias promociones paradas y a decenas de subcontratas sin liquidez

La promoción de viviendas Habitat Poniente Sur parada por impagos de la constructora

Este lunes, los compradores de las viviendas de la promoción de Hábitat Poniente Sur en Córdoba recibieron un email por parte de la promotora. La entidad, Promociones Hábitat, comunicó a sus clientes que “durante el desarrollo de la promoción se están produciendo dificultades en los trabajos de construcción”. La obra la ejecuta la constructora cordobesa Construalia, propiedad de Carrión Fernández SL, una de las más importantes de la provincia, encargada de grandes promociones inmobiliarias de Neinor o Vimpyca. El pasado 9 de febrero, varias de las subcontratas con las que trabaja esta constructora recibieron un mensaje. En 24 horas, muchos de los pagarés emitidos no tendrían efecto.

Fuentes cercanas a la compañía cordobesa han admitido a este periódico que la constructora afronta problemas de tesorería derivados del encarecimiento de los materiales de construcción. Esos problemas han llevado a frenar los pagos. Y esa situación ha motivado que en promociones como las de Hábitat Poniente Sur se hayan paralizado los trabajos de construcción, ejecutados a su vez por empresas subcontratadas. Estas entidades demandan una garantía de pago antes de seguir adelante con sus trabajos. Y no es la única promoción con problemas. Otras fuentes aluden a que los trabajos están parados o ralentizados en dos promociones de Neinor y una de Vimpyca , al menos.

De momento, no constan más obras paralizadas, aunque es algo que desde el entorno de la constructora afectada se asume que acabará pasando. Los propietarios de la empresa trabajan para negociar una nueva situación financiera que les permita afrontar los pagos comprometidos y continuar con las obras, según las fuentes consultadas por este periódico. De hecho, no se ha producido ningún movimiento societario. Ni se ha solicitado preconcurso de acreedores ni se espera que se haga en un plazo inminente.

No obstante, la situación ha inquietado a muchos clientes que han comprado su vivienda sobre plano pero también a muchas empresas subcontratadas. Algunas han generado una deuda importante con Construalia, que tratan de negociar o provisionar, y temen que en algunos casos se produzca el temido efecto dominó. Los débitos en algunos casos van desde los 150.000 hasta cifras superiores al millón de euros.

En la promoción de Hábitat Poniente Sur se están construyendo 128 viviendas. El modelo es muy similar al de todas las promociones que se han levantado entre el Zoco y la zona de Poniente: edificios de pisos con piscina comunitaria y aparcamientos en sótano. “Le confirmamos que desde Hábitat Inmobiliaria seguimos trabajando con el objetivo de minimizar los posibles efectos adversos que esta situación pudiera provocar”, destaca el mail de la promotora, al que ha tenido acceso este periódico.

En otros casos, y según ha podido saber este periódico, ya se está negociando con otras constructoras para poder continuar con las obras sin que haya mayor problema. Pero según admiten fuentes de la patronal de la construcción en Córdoba es algo relativamente normal y para lo que se pide paciencia tanto a las promotoras, como a las subcontratas y clientes finales.

Las promotoras están intentando solventar de manera rápida la situación y en algunos casos se estudia la rescisión del contrato directamente. En otros se intenta mediar para que sean las promotoras las que de manera directa les puedan pagar a las subcontratas con el objetivo de que continúen las obras. También se busca a otras constructoras para concluir los trabajos y se intenta que se haga precisamente con subcontratas que ya están en las obras, que tienen allí su material y que conocen todo lo que se ha ejecutado hasta el momento.

La situación afecta a decenas de familias. Las subcontratas afectadas tienen por promoción una media de entre 25 y 50 trabajadores. En muchos casos, los impagos provocarán problemas de cobro de salario de los trabajadores. Y en otros, incluso, tensiones para los propietarios de estas empresas, que han avalado hasta con préstamos sobre su propio patrimonio a las compañías para ganar solvencia.

Problemas con los materiales

La situación actual del mercado ha provocado que el sector de la construcción se enfrente a un incremento del coste de las materias primas, situándose en una subida media de 22,2 por ciento según la Confederación Nacional de la Construcción (CNC). Esta entidad calcula que cuatro de cada diez constructoras se hayan visto obligadas a cancelar los contratos que tenían con promotoras públicas o privadas, incapaces de afrontar este perjuicio.

Las diferentes constructoras, por ejemplo, están demandando al Gobierno la actualización de los precios públicos del sector. Solo así se evitará que muchas de las licitaciones y contrataciones ahora mismo en marcha se queden desiertas. Muchos trabajos fueron calculados con unos precios que ahora mismo han quedado totalmente desfasados.

Etiquetas
stats