Avistan flamencos en el Guadalquivir a su paso por Córdoba capital

Un flamenco en el Molino de Martos

En Doñana se cuentan por miles y en épocas como las actuales en las que ha llovido también por centenares en la Laguna de El Salobral, en el término municipal de Luque. Pero lo que no es normal, o al menos no habitual, es poder avistar a flamencos (sin guitarra, ni lunares, ni zapatos de tacón) en el corazón del casco urbano de Córdoba.

Este pasado Día de Reyes, Juan Manuel Sánchez Velasco, de la Sociedad Cordobesa de Historia Natural, consiguió fotografiar a una pareja de flamencos haciendo parada en el Molino de Martos, en pleno río Guadalquivir a su paso por el casco urbano de la ciudad. Junto a ellos, otra avifauna poco habitual en la zona, como espátulas.

Aunque no es extraño que los flamencos aprovechen las aguas del Guadalquivir para repostar, no es en absoluto habitual que lo hagan en el interior del corazón de una ciudad de 340.000 habitantes, como es el caso de Córdoba capital. Sí que habían sido avistados en el entorno del Molino de Carbonell, una zona con menos presión, pero en contadas ocasiones en la misma ciudad.

Sánchez Velasco acudió a la llamada del histórico naturalista y ecologista Pepe Larios, uno de los grandes fotógrafos de naturaleza de Córdoba y gran experto en la fauna del río Guadalquivir a su paso por la ciudad. El propio Larios ha fotografiado y documentado la presencia de nutrias, meloncillos, pintojas, fumarales o ejemplares de martín pescador, entre otros, a su paso por la ciudad.

Etiquetas
stats