Salvan la vida a una joven que sufrió una parada cardiaca en un bar

Tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía lograron reanimarla, tras sufrir la víctima, de 27 años, un ataque de epilepsia cuando se encontraba con otras personas en la terraza del establecimiento, situado en la calle Escritor Sebastián Cuevas

Tres agentes de la Policía Nacional han salvado la vida de una mujer de 27 años de edad que se encontraba en parada cardiorrespiratoria provocada, al parecer, por un episodio de epilepsia. Los policías pudieron observar como dicha mujer sufría un desvanecimiento cuando estaba sentada en un bar realizándole de inmediato una maniobra de RCP, salvándole así la vida.

Los hechos ocurrieron a media mañana del pasado día 21 de enero, los agentes vieron como una mujer que se encontraba en la terraza de un establecimiento situado en la Calle Escritor Sebastian Cuevas de la capital, muy próxima a la comisaría de Campo Madre de Dios, perdía la consciencia de forma súbita. Uno de los acompañantes de la joven informó a los agentes de que la joven padecía de episodios de epilepsia, si bien hacía meses que no sufría ninguno.

Como quiera que la mujer no se recuperaba, y su piel se tornaba pálida, los agentes procedieron a colocarla en posición de seguridad, manteniéndola en posición lateral en el suelo y tratando de evitar que se tragara la lengua, a la vez que daban cuenta de lo ocurrido al 061, si bien como comprobaban que la misma no respondía a ningún estímulo exterior, ni presentaba pulso los actuantes comenzaron a realizarle las maniobras RCP.

Gracias a la rápida actuación policial, la joven volvió a inhalar aire por la boca, inicialmente cada 20 segundos aproximadamente y posteriormente cada 10 segundos, si bien se mantenía inconsciente, pálida, sin pulso y sin responder a estímulos externos. Una vez personada en el lugar una ambulancia del 061, los sanitarios se hicieron cargo de la situación, volviendo a entrar la joven en una parada cardiorrespiratoria, que hizo preciso que se le inyectara adrenalina y se hiciera uso del desfibrilador, siendo trasladada, una vez estabilizada al Servicio de Urgencias de un centro hospitalario donde aún permanece ingresada, infomó el Cuerpo Nacional de Policía en una nota.

Por otro lado, y en otra actuación policial llevada a cabo durante la madrugada del pasado día 27 de enero, agentes de la Policía Nacional auxiliaron a una mujer de avanzada edad, 82 años, que se había caído en su domicilio, tras recibirse una llamada en la Sala del 091 en la que una persona manifestaba que había escuchando un fuerte golpe de un inmueble próximo, y como posteriormente una persona gritaba pidiendo auxilio. Los agentes que acudieron al lugar de los hechos se pusieron en contacto con familiares de la anciana que abrieron la puerta y, de esta manera, los servicios sanitarios pudieron evacuarla a un hospital.

Etiquetas
stats