Rafael Gómez recibió un millón en subvenciones por las fincas que le subastan

Rafael Gómez y su mujer, en una sala de vistas de los juzgados de Córdoba | MADERO CUBERO
La empresa Explotaciones Agropecuarias La Porrada, que sigue activa y gestiona sus fincas, ha percibido desde el año 2000 un total de 1,1 millones de fondos europeos en ayudas al campo

Durante más de una década, la empresa Explotaciones Agropecuarias La Porrada S. C., propiedad del exconcejal y empresario Rafael Gómez Sánchez y su familia, ha estado recibiendo importantes subvenciones agrícolas procedentes de fondos de la Unión Europea. Según ha podido comprobar este periódico y consta en la información publicada por la propia UE, esta empresa percibió un total de 1.131.917 euros al menos desde 2000 y hasta el año 2013. Esta información es pública y está publicada en la web Farmsubsidy, que trabaja por la transparencia de las subvenciones de la Política Agraria Común (PAC).

Precisamente, mañana el Juzgado subastará todas las fincas agrícolas de la familia de Rafael Gómez por las que ha estado recibiendo cuantiosas subvenciones públicas durante los últimos años. Mañana, a las 12:00 de la mañana se subastarán un total de cinco fincas rurales por un precio de salida mareante: 23,7 millones de euros, tal y como avanzó este periódico. La finca más cara de todos que sale a subasta es La Porrada, que además está dividida en dos, ya que se extiende entre los términos municipales de Almodóvar del Río y Córdoba. En total, uniendo las dos fincas sale a subasta por un precio de 17,8 millones de euros. No consta su superficie exacta, pero se trata de miles de hectáreas de monte en el que hasta ahora se ha practicado la caza, principalmente del ciervo, de manera habitual.

Las fincas salen a subasta por petición de Cajasur, que es quien ejecuta el embargo ante el impago de Rafael Gómez. Pese a que el famoso constructor, y sus empresas, mantenían importantes deudas con la Hacienda Pública (se enfrenta a 44 años de cárcel por no pagar impuestos entre 2003 y 2007), siguió recibiendo todos los años importantes subvenciones del fondo de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea.

Así, ha llegado a percibir importantes cantidades de dinero por olivar, por tener una granja de ovejas y cabras, otra de vacas y hasta por haber dedicado una pequeña parte de la finca de La Porrada como viña. No obstante, desde el año 2007 la mayoría de las subvenciones que ha percibido han sido pago directo del fondo de garantía agraria. Así, por ejemplo, en el año 2010 percibió 139.000 euros por este sistema de compensación agraria. Al año siguiente la cantidad fue de 130.000 euros. En 2009 incluso llegó a percibir más de 140.000 euros de este fondo agrario.

La sociedad que ha gestionado las propiedades agrícolas de la familia de Rafael Gómez Sánchez se llamó hasta hace cinco años Explotaciones Agropecuarias La Porrada Sociedad Civil. A partir de 2010, cambió el nombre y la estructura de la empresa, que pasó a ser una Sociedad Limitada y a llamarse Gestiones Agropecuarias Castropicón y La Porrada de Córdoba. De hecho, Castropicón es otra de las fincas que se subastarán mañana.

La deuda por la que se subastan estas fincas no es de estas empresas. Cajasur lleva a cabo una ejecución hipotecaria contra el Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez y la compañía Mezquita Sur Inversiones, propiedad también del empresario de Cañero. Mezquita Sur Inversiones es la empresa que construyó las famosas naves industriales en la antigua Colecor. Pero le subasta estas propiedades que en su día fueron garantía de muchas inversiones del imperio que gestionó la familia de Rafael Gómez. Ni Mezquita Sur Inversiones ni el Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez han podido pagar la hipoteca, cuyo importe no ha trascendido, con Cajasur Banco, hoy en poder de Kutxabank.

La Porrada no es la única finca que sale mañana a subasta pública. Rafael Gómez, a través de sus empresas, era también propietario de otra finca gigantesca, aunque más pequeña que La Porrada: Castropicón. Este inmueble rústico, también dedicado a la caza, sale a subasta por un precio base de 2,56 millones de euros. Además, salen a subasta pública otras dos fincas más, más pequeñas que las anteriores: Cebadera, Calatrava y Godoy, también en Trassierra, por un precio de 1,37 millones de euros; y Valdelahuerta, una zona en la que además de monte hay olivar, avellanar, viña y hasta castaños. Esta última sale a subasta por un precio de 1,9 millones de euros.

No se trata tampoco de los únicos bienes que se le han subastado a Rafael Gómez, aunque todos los anteriores han quedado desiertos por falta de compradores. Poco antes de las eleccionesmunicipales salieron a subasta varias propiedades tanto industriales como residenciales de Rafael Gómez en el entorno de la Carrera del Caballo. Quedó desierta la puja. Ocurrió lo mismo con otras propiedades de Gómez que subastó el Ayuntamiento, como la conocida como su casa familiar en Cañero, aunque él naciera en la calle Frailes. También desierta. No ocurrió lo mismo con la propiedad de los cines de verano, que han pasado a manos de Esplendor Cinema, también a través de una subasta. Lo que aún queda por salir a puja pública es el epicentro del imperio Gómez: las naves de Colecor.

Etiquetas
stats