El Pleno aprueba unos impuestos para 2021 con una bajada “insuficiente” para la derecha

Pleno de diciembre de 2020 | ALEX GALLEGOS

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado en la mañana de este lunes las ordenanzas fiscales y tasas municipales que regirán en la ciudad durante el año 2021. La sesión transcurrió como estaba previsto: el PP y Ciudadanos lograron el apoyo de Vox, mientras que el PSOE, IU y Podemos votaron en bloque en contra.

En una cosa coincidieron los seis grupos municipales: a ninguno le gusta del todo la propuesta. Al PP y a Ciudadanos, porque habrían querido un descenso de impuestos mayor al aprobado, pero la crisis de 2020 aprieta. A Vox, porque “no es la propuesta que nosotros habríamos hecho”, dijo su portavoz, Paula Badanelli, que vota a favor porque se incorporan algunas de sus propuestas. A toda la izquierda, porque la bajada de impuestos no se nota en las clases medias de la ciudad y porque se pone en riesgo, dijeron todos los portavoces, a la economía municipal en un periodo de fuerte descenso de ingresos.

“Estas no son las ordenzas que querríamos. Nos habría gustado otras a reducir más los impuestos. Hay que mantener los servicios públicos de calidad para que puedan disfrutarlos todos los cordobeses, y dirigirnos a la reactivación económica”, explicó la portavoz de Ciudadanos y primera teniente de alcalde, Isabel Albás. “Bajaremos impuestos siempre que sea posible, y lo vamos a seguir intentando. El objetivo de la propuesta fiscal es recaudar lo justo y necesario, y ayudar a mantener las persianas abiertas. Tenemos que devolver confianza a la sociedad que va a sacarnos de la crisis”, aseveró el teniente de alcalde de Hacienda y padre de estas ordenanzas fiscales, Salvador Fuentes.

Nuevamente en todo este mandato, la llave la tiene Vox. Su portavoz municipal, Paula Badanelli, dijo que “Vox va a dar el visto bueno a este proyecto a pesar de que no serían nuestras ordenanzas ni nuestra política de bajada de impuestos. Nosotros haríamos una más contundente aparejada al descenso de gastos superfluos. Este gobierno los mantiene igual que los socialcomunistas”, arengó.

Mucho más críticos se mostraron desde las tres formaciones de la izquierda en Córdoba. Los tres partidos se mostraron en contra de bajar impuestos en plena crisis económica y aún menos en apoyar una propuesta que contenga enmiendas de Vox. “Se vuelven a bajar los impuestos a quién más tiene. Se disminuye capacidad del Ayuntamiento para atender a los cordobeses y se pone un freno para la voluntad del Ayuntamiento de ser un motor de desarrollo y generación de empleo”, dijo la portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio.

La concejala de IU Alba Doblas mostró un recibo de IBI de un vecino de Gran Vía Parque de 2020 y otro de 2019 para señalar que “paga lo mismo” que en el mandato anterior. “¿Dónde está la bajada de impuestos para la clase media? Será porque este piso no vale medio millón de euros como señalan las ordenanzas fiscales actuales”, dijo, al tiempo que lamentó que el equipo de gobierno no haya invertido las partidas comprometidas en el anterior presupuesto.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, tiró de refranero para decir que “de donde se saca y no se le echa el fin se le ve. El año pasado ya asistimos a un recorte de los ingresos fiscales sustancial. No se reflejó en mejora de la calidad de vida de la gente humilde”, lamentó.

Las nuevas ordenanzas

El acuerdo de ordenanzas fiscales pasa por una bajada del -20% de las tasas de veladores, de feria y de mercadillos, además de una reducción del -5% del IBI rústico, una bajada del -2,5% de la plusvalía de terrenos urbanos, un -2% del impuesto de vehículos y un -0,5% del impuesto de construcciones y obras.

Una vez que han entrado en vigor las ordenanzas fiscales será el turno de los presupuestos municipales. Primero, cada una de las empresas municipales y organismos autónomos tienen que aprobar sus propios presupuestos. Después, será el turno del propio Ayuntamiento. Habrá una aprobación inicial, tendrá que pasar por Junta de Gobierno Local, Comisión de Hacienda y finalmente aprobación general. Esos trámites se llevarán unos dos meses más, por lo que la entrada en vigor de los presupuestos del 2021 se pospondrán a finales de invierno o principios de primavera.

Para esos presupuestos, el equipo de gobierno ya cuenta con el apoyo de Vox, que aseguró que rebajaría sus pretensiones con el objetivo de dar estabilidad al equipo de PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba.

Etiquetas
stats