Una plataforma pide el regreso del cura detenido a Villanueva

El sacerdote, saliendo de la Comandancia de la Guardia Civil tras ser arrestado | JESÚS FUNES
Un grupo de vecinos inicia una recogida de firmas y aseguran confiar en “la inocencia” del sacerdote, arrestado por un presunto caso de abusos sexuales

Vecinos de Villanueva del Duque han creado una plataforma ciudadana para pedir el regreso a la localidad del sacerdote Ignacio Mora Vilaltella, detenido por un presunto delito de abusos sexuales y con una orden de alejamiento en vigor firmada por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Pozoblanco. A través de una nota de prensa, los vecinos informan de que han comenzado una campaña de recogida de firmas con el fin de mostrar al obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, “la confianza de los vecinos en la inocencia de Ignacio, basada tanto en el conocimiento de su persona como de los hechos acaecidos”.

Del mismo modo, en relación al nombramiento como párroco de Espiel, noticia adelantada por este periódico, la plataforma dice “comprender la reacción de los vecinos, pues no tienen información sobre el proceso judicial en que se encuentra inmerso y desconocen la persona del sacerdote que se le asigna”.

Ante ello, esta plataforma reclama que “se agilice todo el proceso judicial, para que cuánto antes se esclarezcan todos los hechos”. Además, según la plataforma, “la mejor solución sería la reincorporación de Ignacio a sus localidades, para que en colaboración con el párroco actual y debido a la gran cantidad de trabajo que hay en las parroquias, siga desarrollando su labor pastoral y pueda permanecer en ellas, al menos, hasta que el proceso judicial concluya”.

Ignacio Mora Vilaltella, el sacerdote detenido el pasado mes de abril en Villanueva del Duque y apartado de la parroquia de este municipio, se ha incorporado como párroco a la iglesia de San Sebastián de Espiel, según informó el pasado 17 de agosto la Diócesis de Córdoba. Mora Vilaltella fue arrestado por la Guardia Civil, por un supuesto delito de abusos sexuales. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Pozoblanco dictó una orden de alejamiento del párroco hacia su supuesta víctima, en Villanueva del Duque. Cuando se conoció la noticia de la detención del párroco, el propio Obispado tomó la decisión de apartarlo de la iglesia de Villanueva del Duque.

El presbítero se despidió el pasado mes de julio de sus fieles en Villanueva del Duque con una misa de acción de gracias, oficiada en los últimos días del mes pasado. Poco después, también acudió a dar el relevo al frente de la parroquia a su sustituto, nombrado también por la Diócesis de Córdoba.

El sacerdote ya estuvo en la cárcel condenado por atentado. En concreto, fue arrestado por la Policía Nacional en una operación contra el grupo ultraderechista “Milicia Catalana” que en 1989 atentó sin éxito contra el gobernador civil de Barcelona, al que remitieron un paquete bomba que, finalmente, fue desactivado por los Tedax. El sacerdote, que por aquel entonces tenía 21 años, participó en el envío del paquete, de un peso aproximado de 1 o 1,5 kilos, que contenía de 200 a 400 gramos de cloratita y provisto de un mecanismo detonador eléctrico, que se activaría a la apertura del paquete contra la Delegación de Gobierno en Cataluña, según consta en la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona y ratificada por el Tribunal Supremo, a la que ha tenido acceso este periódico.

Etiquetas
stats