“El periodismo será honesto o no será”

Entrega del Premio de Periodismo Julio Anguita Parrado | RAFA MELLADO

"La honestidad es imperativa. El periodismo del futuro será honesto o no será". La afirmación, por obvia, es necesaria. Quien la ha pronunciado este sábado en Córdoba es el periodista Javier Martín, corresponsal de la Agencia EFE en Túnez y ganador del Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado, que lleva el nombre del periodista muerto hace 15 años en la guerra de Irak.

Martín ha recogido el premio en Córdoba, una ciudad que le es "tan cercana por mis estudios de Filología Árabe" y ha querido elogiar "la memoria de una buena persona", Julio Anguita Parrado, que "trasciende y convierte a Córdoba en ciudad en defensa de los derechos humanos".

El recuerdo de su relación el periodista fallecido ha protagonizado sus palabras, para destacar que, "con Julio, hay unanimidad en el oficio. Se destaca su compromiso, su buen humor, su fina ironía y su excelente capacidad". En este tiempo, Martín se ha sumergido "en sus escritos, en sus reportajes. Es una experiencia reveladora cuando uno es de Salamanca pero está en un barco contando cómo es el rescate de refugiados".

Cuenta que descubrió en Julio "una cualidad esencial, la honestidad de sus escritos. La objetividad, todos caminamos por la vida con nuestro bagaje a la espalda. Es enriquecedor pero su límite es la verdad". Y a esa verdad, a esa honestidad, ha dedicado sus palabras de futuro sobre el periodismo.

Más allá de eso, recuerda que la guerra no termina. Él, que ha cubierto las guerras recientes más dramáticas de Oriente Medio y el norte de África, advierte que ya hace 15 años de la muerte de Julio, pero Irak "es un país preso todavía de una guerra innecesaria e ilegal y que el tribunal de la historia colocará en el estante de la ignominia humana".

"El periodismo de futuro será independiente y libre o no será. Convertido en conciencia crítica de la sociedad y no en muleta de los intereses privados y políticos", advierte. Y no es tarea fácil, pero "solo con un periodismo así podemos proteger a la sociedad de másteres falsos".

"Luchemos por un periodismo mejor que se sostenga en la gente, en las historias", ha animado. "Un periodismo que sepa pisar con fuerza las moquetas y cuando lo haga sea con polvo en los zapatos".

Anguita: "Una muerte que da vida"

Javier Martín, que para el jurado del premio se ha convertido en un referente del periodismo  y destaca por "su compromiso con el rigor y la veracidad, su pasión por el oficio y su capacidad de analizar realidades complejas", ha recibido el premio en presencia de Julio Anguita, padre del periodista muerto en Irak.

El veterano político, en representación de la familia de Anguita Parrado, ha querido compartir cómo su hijo decidió ser periodista. "En 1986, en la campaña electoral a la Junta de Andalucía, Julio quiso venir conmigo. Perono estuvo conmigo. Estuvo el día y la noche con el equipo de periodistas. Al terminar, me dijo que quería ser periodista".

"Al terminar la carrera estuvo en Nueva York y vio el 11M", recuerda. "Aparecieron unas crónicas magníficas y no es afecto de padre", ha dicho sobre su carrera periodística en el extranjero. "El día anterior a su marcha a Alemania, para coger el avión (hacia Irak) tomamos un café y le pregunté si no tenía miedo. Dijo sí, miedo a no estar a la altura de las circunstancias", recuerda sobre la profesionalidad del periodista ante la cobertura de guerra que le esperaba.

Julio Anguita recuerda una de sus últimas conversaciones con su hijo. "Yo venía camino de Córdoba y sonó el teléfono. Me llamó y detrás oí el tablero de armas automáticas. Les atacaban los fedayines como si no ocurriera nada". Era la guerra, desde donde contar lo que ocurre se convierte en defender los derechos humanos. "Morir por la información.A veces se paga con la muerte. Pero es una muerte que da vida", ha dicho.

"Que la verdad no sea la primera víctima de la guerra"

En el acto de entrega del premio, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha recordado también la figura de Julio Anguita Parrado, la conmoción que vivió la ciudad y el país en aquellos días. Y ha querido reconocer "el trabajo invisibilizado de los periodistas de las agencias de prensa" como Javier Martín, que lleva trabajando para la Agencia EFE desde que llegará a la delegación regional en El Cairo en octubre de 1998.

"Solo desde el periodismo se puede mantener viva la memoria profesional de Julio", ha señalado, para animar a los periodistas a seguir rompiendo aquella máxima de que "la primera víctima de una guerra es la verdad. Julio perdió la vida por ello y Javier se la sigue jugando para que nosotros podamos entender lo que a veces parece imposible".

Por parte de la Universidad de Córdoba, Luis Medina ha querido destacar el valor del periodismo. "Pocas profesiones son tan importantes y están tan poco valoradas como el periodismo. Y pocos mástiles nos quedan. Hoy reivindicamos esa labor. Hoy es el día también del compromiso para actuar con el rigor que requiere informar en la sociedad. Hacerlo hoy con las condiciones de los periodistas es ser un héroe".

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Periodistas de Andalucía, Francisco Terrón, ha tomado la palabra para recordar a Julio y al premio que recoge Javier Martín como representación de la esencia del periodismo. "Por eso queremos preservar su memoria, por él y por lo que significa".

Etiquetas
stats