Panrico deja de pagar a sus más de 200 trabajadores de Puente Genil

.
La empresa anuncia una "suspensión temporal" del abono de los salarios a sus 4.000 empleados en toda España

Se trata de una suspensión de pagos en toda regla, que la empresa argumenta bajo los eufemismos de "búsqueda de la viabilidad de la compañía". La multinacional española del pan Panrico ha anunciado a través de un comunicado interno a todos sus trabajadores en España que habrá una "suspensión temporal" en el abono de sus salarios hasta que se pueda enderezar la situación económica de la empresa. Panrico tiene 4.000 trabajadores repartidos por fábricas de toda España. En Andalucía tan sólo posee las instalaciones de Puente Genil, donde están empleadas unas 200 personas (unos 25 son eventuales) en la elaboración de pan de molde y el producto estrella de la firma: el donuts.

Panrico, según han publicado Cinco Días y Expansión, al margen de informar a sus trabajadores de que deja en suspenso el pago de sus salarios, también ha indicado en el mismo comunicado interno que mantendrá los compromisos con sus proveedores, para asegurar el funcionamiento habitual de sus operaciones y mantener "la actividad industrial habitual".

El anuncio de Panrico se ha producido tan solo una semana después de que la compañía anunciara el nombramiento de Carlos Gila como consejero delegado, en sustitución de Joan Casaponsa. Con el nombramiento de Gila, Panrico buscaba poner en marcha los instrumentos que permitan a la compañía dotarse de un plan de negocio que asegure el futuro del grupo en medio de un "muy complicado contexto de mercado".

El fondo de inversión estadounidense Oaktree se hizo con el 100% de la compañía catalana el pasado mes de junio, tras capitalizar préstamos otorgados durante 2012, lo que supuso elevar su participación desde el 86% que ya tenía.

Carlos Gila pasa por ser un experto en reestructuración de empresas. Es graduado por la Harvard Business School y profesor asociado del IE Business School. Fue, entre otros cargos, vicepresidente ejecutivo de La Seda de Barcelona y consejero de Azucarera Ebro Agrícolas.

El comunicado que la empresa emitió con el nombramiento de Gila aseguraba que el nuevo consejero delegado trabajará en estrecha colaboración con el equipo gestor de Panrico, a fin de diseñar un plan de negocio que "necesitará el apoyo de los trabajadores, proveedores, clientes y entidades financieras y que deberá permitir a la compañía la flexibilidad suficiente para adaptarse a las duras condiciones de mercado".

Etiquetas
stats