Córdoba ya ha esterilizado, vacunado e identificado con microchip a casi 1.800 gatos callejeros

Punto de alimentación de una colonia felina en Córdoba.

El método CER -captura, esterilización y retorno- que se lleva a cabo en Córdoba sobre las colonias felinas detectadas en la ciudad ya ha conseguido actuar sobre casi 1.800 gatos callejeros. En concreto, un total de 1.762 de estos animales -842 machos y 920 hembras- han sido esterilizados, vacunados contra la rabia, desparasitados externa e internamente e identificados con un microchip, dentro de un proyecto pionero que ha merecido un premio a nivel nacional para Córdoba por su trato hacia los gatos callejeros.

Sadeco instala comederos fijos en las colonias felinas controladas junto a las protectoras

Sadeco instala comederos fijos en las colonias felinas controladas junto a las protectoras

El trabajo que se lleva a cabo con la colonias felinas de la ciudad es fruto del acuerdo entre la empresa municipal de saneamiento de Córdoba (Sadeco), la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales (FAPAC) y el Colegio Oficial de Veterinarios. A la captura, esterilización y retorno de los animales a sus propias colonias, le sigue un control higiénico y sanitario. Los gatos esterilizados no pueden reproducirse e incrementar su número y al seguir en sus espacios habituales no modifican su comportamiento territorial, frenando la entrada de nuevos individuos fértiles.

De este modo, con el paso del tiempo -el método CER se aplica en Córdoba desde finales de 2020-, la colonia se va reduciendo de manera natural, para mantenerse con una presencia mínima de animales que, gracias al trabajo sobre ellos, “presentan un estado saludable y controlado”. Actualmente hay censadas 180 colonias felinas en la capital. El 88,37% de ellas están controladas por encima del 80% de sus individuos y más de la mitad ya tienen a todos sus individuos esterilizados e identificados, según los datos facilitados a Cordópolis por la empresa municipal Sadeco.

Con ello, se calcula que ya se ha aplicado em método CER sobre el 62,76% de los gatos ferales de Córdoba y se estima que se podrá alcanzar el 100% de control de las colonias felinas de la ciudad a finales de 2022 y principios de 2023.

Trabajo sobre las colonias felinas desde 2020

El trabajo que se lleva a cabo en Córdoba para controlar las colonias felinas se realiza desde finales de 2020, mediante un convenio firmado entre Sadeco, la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales (FAPAC) y el Colegio Oficial de Veterinarios. Fue entonces cuando comenzó “un gran trabajo de colaboración entre todos los agentes implicados para la correcta ejecución del método CER en Córdoba”, exponen desde la empresa municipal.

Así, Sadeco a través del Servicio de Sanidad y Bienestar Animal, lleva a cabo las tareas de suministro de material a las protectoras para el correcto mantenimiento de las colonias, además de la coordinación entre Colegio de Veterinarios y FAPAC y asegurando que la aplicación del método se está llevando a cabo de la forma más eficiente, con información a la ciudadanía y formación de cuidadores.

La Federación de Asociaciones de Protectoras de Córdoba (FAPAC): Encargada de notificar cualquier necesidad referente a materiales y suministros además de presentar informes acerca de la formación impartida a los cuidadores y la información a nivel de satisfacción de la ciudadanía y otras entidades. También se encarga de la coordinación con las clínicas veterinarias y cuidadores/as de las colonias de todos los animales que se van capturando para poder ser esterilizados.

Mientras la Federación de Protectoras cuenta con cuidadores que dedican su tiempo y esfuerzo de forma altruista para proporcionar los cuidados que requieren los gatos de cada colonia, así como el mantenimiento de la limpieza e higiene de las zonas donde se establecen.

Colaboración de veterinarios

Por su parte, el Colegio Oficial de Veterinarios de Córdoba se encarga, por un lado, de establecer semanalmente una comunicación directa con la coordinadora del método C.E.R de Sadeco, facilitándole toda la documentación necesaria y, por otro lado, de establecer una comunicación directa con los centros veterinarios, informándoles de cómo se tiene que realizar el procedimiento y resolviendo las posibles incidencias que puedan surgir durante el proceso.

Por cada gato controlado se establece un itinerario completo de actuaciones, desde la evaluación de su estado sanitario a la propia, esterilización, la desparasitación interna y externa, la vacunación con vacuna trivalente, otras intervenciones según su estado sanitario, la identificación mediante implantación de microchips y vacunación antirrábica, y el registro específico de gatos identificados en el Registro Andaluz de Identificación Animal.

Con todo todo ello, el método CER no acaba con el control de una colonia, sino que es un trabajo de seguimiento a largo plazo, cuyos resultados se obtienen tras al menos una década.

Etiquetas
stats